Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Enrique Torres, tío de Anna Chiara del Boca: “¿Nadie se preguntó por qué un juez le prohibió a Biasotti verla cuando tenía nueve años?”

0

Fue cuando ella tenía tan solo cuatro que comenzaron los abusos. Así lo aseguró la propia Anna Chiara del Boca en la denuncia por abuso sexual y corrupción de menores contra su padre, Ricardo Biasotti, que realizó en el Juzgado en lo Criminal y Correccional N° 43. “Hechos que tiñeron de sombra mi niñez”, describió la joven en el escrito. Hechos que se extendieron hasta los nueve años, cuando un juez la escuchó y canceló las visitas a su progenitor, tal como ella se refiere a él.

A lo largo de todos estos años, la lucha fue en silencio. “En aquel entonces Anna no podía hacer la denuncia, la Justicia de ese momento era distinta a la actual. Fueron años muy duros y largos…”, reveló Andrea del Boca en el programa de Susana Giménez la semana pasada. Ahora la joven encontró -o, mejor dicho, logró encontrar- el momento adecuado para hablar. Fue un largo proceso, que hubiese sido imposible de atravesar si no fuese por el apoyo incondicional de su familia materna.

A través de su cuenta en Facebook, Enrique Torres, cuñado de Andrea del Boca -por lo tanto tío de Anna Chiara-, escribió un mensaje en respuesta a una entrevista que dio Lucía Galán al programa Hay que ver, en donde aseguró que ella “hubiera tratado el tema puertas adentro de mi casa”.

“Te juro, Lucía, que este tema jamás trascendió porque, como vos decís, lo mejor es tratarlo de las puertas para adentro. Pero vos sos mamá, Lucía, y podés abrir o cerrar la puerta a tu antojo mientras tu hija es una nena. Pero Anna ya es una mujer. Y tiene vuelo propio. A principios de año, ella se grabó a sí misma y publicó ese video diciendo cosas que solo había dicho de puertas para adentro. Vos decís que el papá de tu hija siempre le habló bien de vos y vos de él. El papá de Anna (según podés comprobar en el video que mi sobrina grabó) siempre le decía que su mamá era una ‘puta’. Y así se crió (…) Nadie habló por Anna. Es ella la que habló. Es ella la que piensa lo que quiere y lo que siente. Es ella la dueña de recuerdos que no quiere tener, situaciones espantosas que la marcaron para toda la vida”, reza parte de la carta abierta que publicó el periodista, escritor y productor.

Consultado por Teleshow sobre cómo fue acompañar a Anna Chiara desde los momentos más difíciles hasta la actualidad, después de tanto tiempo de mantener el tema alejado de la opinión pública, Torres indicó: “Es tan fácil decir ‘Juan se debería peinar con raya a la izquierda o raya a la derecha’. Solo Juan sabe los problemas que puede tener con su pelo… Hay gente que me dejó de hablar porque dice que no colaboro con este tema. Pero no se trata de colaborar o no: yo me atreví a escribir el mensaje en Facebook porque si me dicen ‘esto debería haber quedado puertas adentro’… Estamos hablando de algo que sucedió en 2004 y estamos en el 2019. Todo este tiempo siguió siendo puertas para adentro, incluso después de una sentencia de un juez”.

“Hay una realidad y es que un juez prohibió las visitas de su padre pero nadie se fijó por qué. Si a vos el juez te prohíbe ver a tu hijo, pero vos lo querés ver y no pasó nada, te presentás ante el juez hasta con la barra de Chacarita. Acá hubo un señor juez que canceló las visitas al padre, ¿y nadie se preguntó qué había pasado? ¿Por qué en estos años él (por Biasotti) se quedó callado y no reclamó por sus derechos?”, se preguntó.

Anna Chiara se encuentra en Los Ángeles junto a su novio, sus tíos y sus primos, en un intento por alejarse del revuelo mediático y pasar en familia los festejos por el Día de Acción de Gracias. Durante muchos años ella no pudo ir a visitarlos a Estados Unidos ya que su padre constantemente le negaba el permiso para viajar al exterior, según el testimonio del escritor.

Enrique Torres, Andrea del Boca y su papá, Nicolás del Boca, fallecido en marzo del 2018 (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)

Enrique Torres, Andrea del Boca y su papá, Nicolás del Boca, fallecido en marzo del 2018 (Foto: Verónica Guerman / Teleshow)

“Que digan lo que quieran, pero las cosas han cambiado mucho con el tema de la mujer. Aunque, fijate, hay muchas personas que se molestan con la actitud de Anna. Estamos hablando de una mujer inteligente de 19 años, ¿cuál es la actitud que debería tomar? También están los que te preguntan por qué hace la denuncia 15 años después: porque tenía cuatro años cuando empezó esto y nueve cuando le cancelaron las visitas al padre. Y porque realmente tenés que pasar por todo esto antes de decidir… Fijate que la cosa explotó porque Anna habló en una nota que le hicieron en Caras y después, una tarde sola en su casa, hizo un video con su teléfono que estaba dirigido a él”, explicó.

En ese sentido, destacó que ella “no está desfilando por los programas, atendiendo periodistas ni promocionándose para una novela ni para el Bailando de Tinelli”, sino que quiere “que no la jodan más y la dejen actuar en libertad”. Ella se mantiene alejada de los flashes, siempre acompañada por su familia materna: “Está con angustia porque esto no es gratis, pero con paz con sus estudios y sus sueños. Ella está convencidísima, está sanando, tranquila y en paz. Realmente está creando futuro”.

Por su parte, Biasotti se manifestó a través de un comunicado emitido por su abogado, Marcelo Parrilli: “Asistimos a un interminable raid mediático que no se corresponde con acciones en el ámbito judicial, llevado adelante por un entorno familiar y de terceros que, sin límite moral alguno, afirman múltiples falsedades sin medir ninguna consecuencia”. En diálogo con Teleshow el propio empresario había afirmado: “Hace 20 años que me vienen denunciando, son denunciadores seriales. Siempre defendí mi inocencia y salí sobreseído”.

La familia materna de Anna Chiara, su sostén durante todos estos años

La familia materna de Anna Chiara, su sostén durante todos estos años

Al ser consultado sobre qué es lo que desea para el futuro de Biasotti, Torres se amparó en las palabras de su sobrina: “No te olvides que ella vivió 18 años sometida a juzgados y jueces… Fijate en lo que dice su padre, que su hija estaba ‘judicializada’ o que somos ‘denunciadores seriales’. No quiero que lo detengan o que no lo detengan. Más que nunca me aferro -y me parece brillante- a la frase de Anna, cuando dijo que realmente no le desea buena ni mala suerte, sino la que se merece. Porque realmente se merece la suerte que se merezca”.

Para Anna Chiara es un momento muy complicado, pero a diferencia de otros tiempos, ahora puede visitar a su familia mientras espera una pronta resolución de la justicia para avanzar en la causa por la que viene luchando desde que tiene uso de la razón. Su tío hubiese preferido que el tema no llegue a la opinión pública, de todas formas acompaña y apoya a la joven en su decisión. Tal como indicó en su carta en las redes sociales: “Ella no quiere que quede impune algo que le destruyó su niñez. Lo hace por la niña que fue. Lo hace por la mujer que es hoy. Y también, lo hace porque se siente comprometida con esta nueva generación de mujeres, hartas de que las subestimen y subestimen su inteligencia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.