Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Inflación «verde»: autos suben 30% (en dólares) en diez meses

0
Es lógico: el mercado automotor está atado al dólar. Con más del 70% de vehículos importados y con el resto de los 0 km de producción nacional, con alto porcentaje de piezas que llegan del exterior, la variación del tipo de cambio es clave. Para tener una idea del impacto que producen las oscilaciones de la moneda estadounidense, hay que analizar lo que sucedió en los precios de los 0 km, medidos en dólares, en los últimos dos años.

Un modelo de fabricación local, como el SUV Honda HR-V (en su versión tope de gama), por ejemplo, llegó costar u$s36.500 hacia fines de abril de 2017, antes de que se produjera la primera devaluación fuerte de aquel año. En ese momento, el retraso cambiario era evidente y, sumado a los problemas externos, obligaron al Gobierno a abandonar su política “gradualista”. Dieciséis meses después, en septiembre 2018, el precio de esa misma versión, pasó a costar u$s22.500, casi 40% menos medido en dólares. Ese modelo cuesta, en la actualidad, unos $30.000. Es decir, recuperó parte del valor “verde” de hace poco más de dos años. Prácticamente, está a mitad de camino. Si se quiere tener una precisión mayor, el SUV de Honda aumentó un 33% en dólares en aproximadamente 10 meses. Un buen dato para tener en cuenta cuando se discute si hay o no retraso cambiario. La otra parte de problema, tiene que ver con lo que pasó con los precios en pesos de los autos. En el ejemplo dado, la marca (como todas las generalistas) tiene el precio de estos modelos en moneda local. Todo el sector automotor, desde la devaluación de abril de 2017, comenzó a ajustar los precios de sus productos en la medida en que lo permitía el mercado. Esa política se mantuvo desde entonces lo que hizo que los precios de los 0 km volvieran a acomodarse medidos en dólares. Incluso este año las automotrices vienen ajustando sus listas a un ritmo de entre el 2% y el 3% mensual. Desde hace un mes, cuando tocó los $45,94, el dólar viene bajando. Ayer cerró en $43,09. Si se toma el pico de $46,9 de abril pasado, la baja es de casi un 8%. Pero hay que remontarse hasta comienzos de marzo de este año para encontrar un valor de la cotización similar a la actual. Es decir que el tipo de cambio está al mismo nivel que hace cuatro meses. Esta tranquilidad cambiaria se está comenzando a sentir en las concesionarias de marcas importadas de alta gama o premium que tienen sus listas de precios fijadas en dólares. La lógica es simple: los 0 km de ese segmento están, relativamente, más baratos respecto de dos o tres meses atrás, ya que se necesitan menos pesos para compralos “Desde hace unas cuantas semanas se siente el aumento de las consultas y operaciones. Hay días que se duplicaron contra abril o mayo. El dólar en baja hace que mucha gente aproveche la oportunidad de comprar” explicó el dueño de una concesionaria de marca premium alemana. Hay otro dato a tener en cuenta ante este mayor flujo de clientes y tiene que ver con el futuro. Los argentinos saben que cuando el dólar está tranquilo durante un cierto período, anticipa que se reacomodará en algún momento. Más si se tiene en cuenta que hay elecciones inminentes y que puede haber un cambio económico fuerte, a partir de octubre. Si el dólar recupera, después de octubre, el terreno perdido en estos meses, los precios en moneda extranjera se mantendrán pero se necesitarán muchos más pesos para comprarlo. El que puede, no esperará a ese momento.

Fuente: Ámbito

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.