Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

AGMER publicó un informe sobre «las condiciones de trabajo docente en el contexto de aislamiento»

0

El informe comprende los resultados del estudio llevado a cabo en el mes de abril de 2020, cuyo propósito fue «relevar las condiciones de trabajo docente en el contexto del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus (COVID-19)», aseguró el gremio.

El objetivo fue conocer el modo en que el «sostenimiento de los procesos de enseñanza en forma no presencial durante la cuarentena impactó sobre las/os docentes de la provincia de Entre Ríos». Para ello, se tuvieron en cuenta «aspectos relativos a las condiciones pedagógicas, materiales y psicofísicas de su actividad desde el hogar», detallaron.

La realización del trabajo estuvo a cargo de un equipo del Instituto de Investigaciones y Estadísticas de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (IIE-AGMER), que encargó la tarea tras un pedido explícito de la Comisión Directiva Central del sindicato a través de su secretario general, Marcelo Pagani.

Detalles

Entre los aspectos a destacar del informe, se lee que sobre una cantidad de casos relevados de 1900 personas, el cuestionario comprendió una serie de ítems conducentes a obtener información vinculada con las características sociodemográficas y laborales de los casos encuestados, lo cual permitió organizar y agrupar los datos de manera preliminar en función de diferentes criterios: departamento, edad, antigüedad docente,
situación de revista, nivel, tipo de gestión, modalidad y ubicación del establecimiento.

Los departamentos de la provincia donde se registró una mayor cantidad de «respuestas fueron Uruguay (17%), Concordia (16%), Paraná (13%) y Gualeguaychú (10%), siendo estos cuatro –aunque no en ese mismo orden– los de mayor población docente. Por su parte, en el otro extremo aparecen los departamentos Nogoyá, Islas del Ibicuy, Tala, Feliciano, Victoria, Diamante, Federal y San Salvador, siendo los de menor población docente –nuevamente no en ese mismo orden– y sumando conjuntamente un 16% de los casos».

Además, se expresa que «con respecto a la situación de revista, la mayoría de los casos corresponden a docentes suplentes (45%) o titulares (40%), en tanto que una proporción mucho menor son interinas/os (15%). Esto implica que más de la mitad de las/os encuestadas/os no
poseen estabilidad laboral, por lo menos no en el cargo u horas que tomaron como referencia para responder el cuestionario».

En relación con la ubicación, aproximadamente la mitad de las respuestas indican «que el trabajo docente se realiza en establecimientos urbanos céntricos (51%), en tanto que la otra mitad se distribuye entre los establecimientos urbanos periféricos (37%), rurales (11%) y de islas (1%)».

La comunicación de las/os docentes con sus estudiantes en la mayoría de los casos se da «en forma directa (66%). En cuanto a aquellos casos donde la forma de comunicación es indirecta (34%), en un 61% la misma se establece a través de familiares o tutores a cargo y un 39% se concreta a través de otras/os docentes del establecimiento».

Estos valores son relativamente similares si se observa el comportamiento de la misma variable en los diferentes departamentos, destacándose algunos en los que «aumenta particularmente comunicación directa, como Diamante (78%), Colón (77%) y Federación (74%), o donde ésta disminuye en favor de la comunicación indirecta, como Tala (41%) y Feliciano (48%)».

En cuanto a los medios empleados para la comunicación en forma no presencial, los servicios de mensajería –como WhatsApp– «son el principal canal de contacto (87%). Le siguen en orden decreciente el correo electrónico (51%), las redes sociales –como Facebook– (27%) y las aplicaciones de videoconferencias –como Zoom– (14%), completándose la lista con el uso de la radio por parte de un número muy escaso de
docentes (1%), mayormente circunscripto a establecimientos rurales o isleños».

En la comparación de esta variable según nivel del sistema educativo, se puede apreciar que los servicios de mensajería tienden a ser casi «el único medio de contacto en los niveles inicial (99%) y primario (97%), mientras que su uso disminuye levemente en los niveles secundario (79%), superior (70%) y universitario (71%)».

A su vez, en estos últimos niveles crece significativamente el uso del correo electrónico, el cual se ubica en los «tres casos por encima del 75% (frente a un 8% de inicial y 25% de primaria). Algo muy parecido ocurre, aunque con una tendencia de crecimiento ligeramente menor, con las redes sociales y las aplicaciones de videoconferencias», dice el extenso relevamiento.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.