Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Ahora prevén que no habrá tantas lluvias como las anunciadas para la temporada estival.

0

 

 

 

 

 

El coordinador de Defensa Civil de Gualeguaychú, Daniel Hernández, indicó que las últimas estimaciones climáticas hablan de la posibilidad de una corriente del Niño más benévola de la anunciada a raíz del descenso de la temperatura en el océano Pacífico. Hernández explicó “es difícil determinar a mediano y largo plazo qué va a suceder con el clima, porque cada vez es una ecuación de mayores y complejas variables. Desde julio observábamos el fenómeno del Niño, por el incremento de las temperaturas de la superficie y la sub superficie (hasta 500 metros de profundidad) del Pacífico ecuatorial”.
Aquí explicó que “cuando aumenta la presión en el lado americano, tenemos mejores climas, porque los vientos alisios llevan la humedad hacia el lado asiático, provocando grandes lluvias. Cuando la oscilación hace que la presión alta esté del lado asiático, el fenómeno es inverso”.
“En julio veíamos un Niño leve a moderado, y en los últimos meses observamos que la temperatura ha bajado notablemente. En consecuencia, en lugar de una temporada lluviosa, ahora es probable que el Niño sea neutro, es decir, con condiciones normales de lluvias y temperaturas”, consignó.
“Ahora bien -aclaró- hay otros condicionamientos críticos como el calentamiento global, que no dependen del Niño pero sí inciden en la frecuencia de lluvias. Esto ha transformado el clima nuestro, que podríamos decir, de un pampeano moderado a variado a uno casi subtropical, por el tipo de lluvias que se dan”.
“Las lluvias que teníamos en el período de referencia (1961 a 1990) eran de 1065 milímetros anuales para Gualeguaychú y hoy ya llevamos más de 1.600 milímetros caídos en lo que va del año”, especificó, reiterando que “hay una subtropicaliziacion en la región que hace que haya más lluvias, con chaparrones violentos y que nos afecte de otra manera. También incide el uso del suelo agropecuario con mucho desmonte, menor cantidad de suelo para pasturas extensivas, porque todo está dedicado a la agricultura intensiva. Como la mayoría trabaja con siembra directa, esto hace que no haya un arado de los campos que permitía una mayor absorción. Hoy el agua escurre rápidamente, razón por la que tenemos repuntes del río tras cada lluvia. De hecho, en diez meses hemos tenido seis repuntes críticos, de los cuales tres han estado por encima del alerta de evacuación, dos por encima de los valores de alerta y el último, de 3,10 metros por sudestada, que también nos preocupó”.
“Es difícil pronosticar qué sucederá en verano, dadas estas variables del fenómeno del Niño más el calentamiento global y el cambio climático, todos elementos que se combinan, no obstante es probable, como ya dije, que el fenómeno del Niño sea moderado y su incidencia neutra para nuestro clima”, recalcó el funcionario.
Dejando las lluvias, cabía preguntar por las playas, dados todos los elementos enunciados por nuestro entrevistado.
Su respuesta fue “vamos a tener alta variabilidad en las alturas de las playas. Quizá tengamos una semana con playas y otra no. Son conjeturas, de acuerdo a la posibilidad de los repuntes del río”.
En definitiva, ahora los pronósticos no son tan agoreros, especialmente para la organización de espectáculos al aire libre. Sí habrá oscilaciones en cuanto a los niveles de la altura del río, lo que determinará la amplitud de las playas, consignó El Argentino.

 

Fuente: El Once

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.