Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Amplían la infraestructura para dictar clases en la cárcel

0

Este lunes tuvo lugar el acto de apertura del año académico Intramuros, en el salón de usos múltiples de la Unidad Penal Nº 1 Juan José O`Connor, de Paraná. La oportunidad fue propicia para inaugurar el aula que se construyó con los fondos del Proyecto “Educación Universitaria en Contextos de Encierro. Una propuesta de equidad y democratización del conocimiento”, presentado por el Equipo Interdisciplinario de Orientación de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader) y que fuera ganador del Programa Voluntariado Universitario que financia la Nación.
El presente es el quinto año que esta unidad académica dicta tres de sus carreras en la cárcel pero desde hace tres y merced a los recursos conquistados por el proyecto “Educación Universitaria en Contextos de Encierro”… -iniciativa conjunta de docentes de la Facultad y el Área Educativa de la Unidad Penal- en dos oportunidades, se pudo fortalecer el ámbito de trabajo, “incorporar insumos, tecnología y se ha construido un nuevo espacio áulico”, que se bautizó con el nombre del actual decano de la Facultad, Marino Schneeberger.
Este año se inscribieron 13 internos de la Unidad Penal N° 1 y de la Unidad Penal Nº 6 Concepción Arenal, de mujeres, para cursar la licenciatura en Biología, licenciatura en Sistemas de Información o bien, la licenciatura en Accidentología Vial.
“Desde que encaramos el proyecto de desarrollar algunas de nuestras carreras Intramuros en la Unidad Penal Nº 1, hemos ido avanzando en el fortalecimiento de los equipos docentes estables que tenemos acá, las tutorías para los internos y el equipamiento, siempre en convenio con el Servicio Penitenciario. En dos veces consecutivas, un equipo docente integrado Emilce Domínguez, Rita Mariani, Alelí Schneeberger, entre otros, se presentó a la convocatoria de Voluntariado Universitario Nacional de la Secretaría de Política Universitaria (SPU) y ganó el financiamiento. Con el primero, equipamos un aula de informática y conexión a internet para su uso educativo y el segundo proyecto consistió en la construcción de un aula nueva que nos va a permitir desarrollar las clases con más comodidad. A ello se suma la biblioteca y el salón que son espacios comunes que compartimos con otras unidades académicas”, especificó Marino Schneeberger.

DESAFÍO. Ángel, de 52 años, es uno de los internos que asiste al cursado de la licenciatura en Accidentología Vial. “Para mí es un desafío porque durante 25 años me dediqué a vender libros y cuando me dieron a elegir me gustó la carrera de Accidentología. Me encontré con un equipo docente maravilloso y predispuesto y mucho compañerismo. Era todo nuevo y me involucré tanto que siempre terminaba pidiendo más información. Éramos varios pero algunos quedaron en libertad y quedé yo solo para este segundo año. Para mí significa levantarse más temprano, ponerse a estudiar a las 5 de la mañana, a las 8 ir a trabajar al vivero en el que estoy a cargo, hasta las 12, venir, bañarme y asistir a las clases de la facultad”, comentó.
Su voluntad fue la que movilizó a otros tantos que se vieron contagiados y con ganas de estudiar. “Dentro del pabellón había gente grande que no sabía leer y escribir y me hacía de un tiempo para enseñarles porque para ellos era un tema tabú”, agregó.
“En todo lo que yo pueda servir a un semejante, lo voy a hacer, aunque esté privado de libertad, ese es mi pensamiento. Hay que tratar de hacerse el tiempo para todo y no, que el tiempo lo gane a uno”, señaló Ángel.
ACTO. Ya en el acto de apertura la secretaria de Extensión de la Facultad, Adelina Ale, y autoridades del penal, resaltaron el inicio de un nuevo ciclo lectivo que permitirá ampliar las expectativas y proyectos de los que hoy están privados de libertad. Asimismo valoraron la colaboración de quienes trabajan en los distintos talleres del Servicio Penitenciario que aportaron mano de obra para levantar el aula.
Por su parte, Schneeberger recordó que en la actualidad la Facultad llega con su oferta de carreras a 11 departamentos de la provincia y resaltó el compromiso institucional por ofrecer un servicio educativo de calidad.

AL MARGEN
PROPUESTAS.
 Las carreras universitarias se dictan en el salón de usos múltiples que está en el predio de la cárcel de varones pero la oferta está destinada y de hecho, también lo aprovecha, la población de la Unidad Penal femenina Nº 6 Concepción Arenal, que funciona en el edificio de enfrente. Cabe recordar que en este ámbito también existe la posibilidad de cursar estudios primarios, secundarios y otras carreras de Uader como Psicología y sus cuatro subtítulos, Licenciatura y Profesorados de Historia, Geografía, Filosofía y Ciencias Sociales, de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.