Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Ayer quedó superado el conflicto en Redengas

0

El conflicto que se había desatado una semana atrás en la distribuidora de gas natural Redengas quedó superado ayer, luego de la firma de un acta acuerdo en el Ministerio de Trabajo en la empresa acordó otorgarles un aumento del 25% y reincorporar a los tres empleados despedidos.
De ese modo, los trabajadores dejaron sin efecto el paro de actividades que habían iniciado el viernes, luego de que se rompiera el diálogo con los directivos de Redengas. La protesta, sin embargo, había derivado en la decisión de la empresa de despedir a dos trabajadores, y la suspensión de la mayoría de los 30 empleados que cumplen funciones en la planta de Grella al 1000 de Paraná.
El acuerdo se firmó ayer, a mediodía, en la sede del Ministerio de Trabajo, adonde los trabajadores de Redengas habían llegado un día antes, el martes, para presentar un pedido de mediación en el conflicto. Aunque desde la empresa aseguraron ayer que la protesta se desató a partir de un mal entendido. “Siempre hubo voluntad de negociar, lo que pasa es que hubo un conflicto de competencia sindical. No sabíamos con qué gremio negociar”, señaló una fuente de la empresa.
Históricamente, los trabajadores de Redengas estuvieron afiliados al Sindicato de Empleados de Comercio, pero ahora fueron absorbidos por la Asociación de Personal Jerárquico de la Industria del Gas Natural, Derivados y Afines (APJ Gas), un sindicato que tenía nula presencia a nivel local. Como se desató un entredicho entre ambos sindicatos, Redengas paralizó la negociación salarial, y eso, a la vez, desató otro problema: la protesta de los empleados.
Acuerdo. El acta acuerdo, que rubricó el secretario de Trabajo, Aníbal Brugna; el titular de Redengas, Alberto Gutiérrez; el titular de la APJ Gas, Rubén Ruiz; y el secretario general del Sindicato de Comercio, Daniel Ruberto.
El primer punto incluye la “inmediata reincorporación de todos los trabajadores que fueron despedidos con motivos de las medidas de fuerza”; también quedaron sin efecto “todas las sanciones que se hubieran aplicado” a los empleados de la distribuidora de gas natural en Paraná que participaron del conflicto durante la última semana, y dispuestas por la empresa en el marco del conflicto”.
De todos modos, la empresa se mantuvo firme en su determinación de no abonar a los empleados los tres días no trabajados como consecuencia de la huelga que iniciaron el viernes último”. Aunque hubo acuerdo en abonar el aumento reclamado, del 25%, para todo 2013, aunque en forma escalonada. Desde junio, Redengas les abona un 10% de suba salarial; otro 10% a partir del 1 de septiembre; y otro 5% a partir del 1 de noviembre próximo.
También, Redengas acordó incorporar al sueldo básico los rubros que la firma abonaba a sus personal bajo la modalidad de “a cuenta de futuros aumentos” y “presentismo”. Además, se unificó el adicional por antigüedad en $60 por cada año trabajado. El acuerdo incorpora además incrementos en los adiciones por guardia pasiva ($415 por semana), guardia activa ($830 por semana) y fallo de caja ($200).
Pero, además, empresa y sindicato acordaron analizar las condiciones de trabajo del personal destinado a guardias y mediciones.
Tensiones. Desde Redengas cuestionaron la génesis del conflicto, y señalaron que desde un comienzo estuvieron dispuestos acordar salarialmente con sus empleados. “No había ningún problema salarial entre la empresa y sus trabajadores. Lo que hubo, sí, fue un problema de encuadre sindical. No sabíamos con qué gremio negociar”, señaló una fuente consultada.
Así, dijeron que desde que se abrió Redengas, en la década de 1990, los empleados estuvieron afiliados al Sindicato de Comercio, pero últimamente desembarcó otro gremio, Asociación de Personal Jerárquico de la Industria del Gas Natural, Derivados y Afines (APJ Gas), que absorbió la afiliación de todos los trabajadores de la distribuidora de gas natural.
Pero la negociación salarial seguía con el Sindicato de Comercio, hasta que se presentó APJ Gas, y entonces los encuentros empezaron a darse con los representantes de ese sector. Enterado de ese viraje, el Sindicato de Comercio envió una carta documento a Redengas, denunciándolos por práctica desleal. Así, dicen en Redengas, se produjo la paralización de la negociación salarial, a la espera de que el Ministerio de Trabajo resolviera el entredicho de la representación sindical.
El 4 del actual, Redengas hizo una presentación en Trabajo, que nunca fue respondida, y por eso se desató el conflicto. “Nosotros respetamos la libertad sindical, y por eso suspendimos la negociación a la espera de que el Ministerio de Trabajo resolviera con qué gremio debíamos acordar. Ninguno de los dos sindicatos planteó el conflicto; el conflicto lo planteó la empresa. Pedimos que el Ministerio de Trabajo lo dirimiera. Finalmente, hoy (por ayer), el Sindicato de Comercio decidió apartarse, y quedó APJ Gas como representación de los trabajadores”, observó el vocero.
“Pero el acuerdo salarial estaba. El conflicto que se generó no tuvo razón de ser. Ya había acuerdo. Lo único que ocurrió fue un problema con los dos sindicatos”, dijo.

EL DATO: 50.000 usuarios
Tiene Redengas en Paraná y que durante los días del conflicto soportaron con zozobra la prestación del servicio. A lo largo de los tres días de paro se resintió seriamente la guardia y la atención de eventuales emergencias. El despido de tres empleados jerárquicos fue una medida disciplinar de la empresa por la falta de atención de los puestos clave.

 

Fuente: El Diario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.