Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Con la ventaja y el invicto.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

Para ganarle a Sionista no quedaba otra que jugar concentrado al 100 por ciento, aprovechar al máximo cada chance y doblar el esfuerzo en defensa. Y Echagüe lo hizo casi a la perfección, y por eso no sólo se puso 1-0 arriba en la serie semifinal del Torneo Apertura de Primera División de la Asociación Paranaense de Básquetbol, sino que acabó con el invicto de 13 partidos que ostentaba el Centro Juventud.
A pesar de sufrir en los minutos finales, el AEC ganó con justicia en terreno ajeno y mañana podrá sacar pasaje a la gran final si vuelve a festejar en el Luis Butta.

EL PARTIDO. La paridad fue una constante durante el primer cuarto. Echagüe comenzó un poco mejor y siempre basando su juego en la zona interna, lideró los primeros minutos.
Por su parte, Sionista hizo la diferencia cuando un par de conversiones desde el perímetro por parte de Lucas Goldemberg le abrieron el camino para sacar la primera brecha importante en el marcador (14-8).
Un tiempo muerto de Gustavo Eggel sirvió para frenar al Centro Juventud y hacer que el AEC recupere la memoria. La tarea de Iván Basualdo, definiendo bien el pick and roll, fue clave para que la visita genere un parcial de 10 a 0 y, más tarde, cierre el período arriba.
El desempeño defensivo del local facilitó las cosas para un Echagüe que antes de obligar a Santiago Vesco a probar con una zona 2-3 para custodiar su aro, sacó 12 (29-17). Sin embargo, el dueño de casa corrigió su puntería, principalmente de dos (4/6), para poco a poco, descontar (27-32).
No obstante, los de calle 25 de Mayo llegaron al entretiempo justificando su superioridad. El AEC se benefició en la pintura (13/21) y cada vez que pudo correr también hizo daño. Además, su 4/6 desde los 6,75 metros también pesó.
En Sionista, el 54.5 por ciento en cancha encendió la luz de emergencia de cara a la segunda parte.

CUIDÓ SU COSECHA. Un parcial de 8-0, en menos de dos minutos, dejó en claro la buena noche de Echagüe que a la hora de correr la cancha siempre encontró respuestas para continuar al frente con total justicia (48-33). Es más, una máxima de 14 (52-38) obligó al local a cambiar su actitud pensando en mantener el invicto en el certamen.
Con las segundas opciones bien capitalizadas en el poste bajo con Eran Rosenzvaig, con un mayor empeño en la marca y sacando a relucir la potencia física con la que hizo diferencia en todo el Apertura, el local cambió su imagen (53-58). La eficacia en libres (8/10 Sionista contra 9/10 de Echagüe) también cumplió su rol, y ni que hablar el hecho de anotar de tres cuando el Centro despertó por esta vía, hicieron que el AEC se mantenga al frente.
Pero la levantada del CJS siguió su curso y con ella el desafío para Echagüe de no tirar por la borda todo lo hecho.
Cuando más lo necesitaba, cuando Sionista puso en aprietos a su rival y aquella distancia de 14 la dejó solamente en uno (63-64), la experiencia de David Oviedo fue el mejor remedio. El base/escolta abrió nuevamente el camino de un contundente Echagüe que durante los primeros cinco minutos del último chico no erró (5/5 en dobles, 1/1 en triples y 3/3 en libres).
El excelente pasar de Lucas Goldemberg y la presión en toda la cancha parecían no alcanzarle a Sioni para revertir la historia. A pesar de ello, los de Vesco no se entregaron nunca y con la sociedad entre Jeremías Sandrini y Nicolás Agasse pusieron un manto de suspenso a la noche.
Aunque la infalible 19/19 de la visita desde la línea, en todo el período final, terminó influyendo en el resultado.

 

Fuente: el Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.