Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Contadora municipal de Colonia Avellaneda denunció irregularidades.

0

P7250092

 

 

 

 

 

 

 

 

La contadora Soledad Retamar brindó detalles de los reclamos que le viene realizando al intendente de Colonia Avellaneda, Edgardo Delizotti, ante la falta de rendiciones de gastos de la comuna y brindó detalles del accionar de las autoridades para destituirla del cargo.

“Vengo observando, desde hace un año, ciertas irregularidades en la gestión”, comentó la contadora, quien ejemplificó: “Hace poco informé cobranzas y le presenté una nota al intendente donde le pido que me rinda bonos contribución que vendió el municipio y no me rindieron los ingresos ni los gastos. Los bonos se vendieron, esa plata ingresó al municipio y no hay rendición de los gastos”.

“En la misma nota le pedí que el 18 de enero me rindan las cobranzas que el municipio está realizando en el prado español. Y el secretario de Gobierno, Rodrigo Juárez, me presentó una nota donde no consta qué fecha me está rindiendo y los recibos tampoco tienen fecha”, apuntó Retamar. Ante esta situación, observó que “se debe respetar un adecuado mecanismo de control”.

A la vez, la profesional que el intendente le mandó otra nota, “donde dice que entorpezco la gestión con mis notas, y que me aboque a confeccionar el balance de inversión. Pero —aclaró— no puedo hacerlo porque no me rinden los ingresos y los gastos”.

En este contexto, Retamar sostuvo: “Desde que inició la gestión vengo sufriendo una verdadera persecución laboral”. Al respecto, enumeró: “El secretario de Gobierno me hizo una denuncia penal que no ratificó, luego me hicieron una investigación sumaria, que se cajoneó, y el asesor legal de la Municipalidad declara en actas del Concejo Deliberante que paró con esa información sumaria porque les podía hacer un juicio por persecución laboral. De esta forma, están reconociendo implícitamente que me están persiguiendo laboralmente”.

“Nunca tuve problemas con el intendente, pero desde que cambió el secretario de Gobierno Rodrigo Juárez, es la forma en que trabajamos —manifestó la contadora—. Todo el tiempo con amenazas, persecuciones y con incumplimiento a las normativas”.

“La persecución continúa porque el intendente mandó al Concejo Deliberante un pedido de revocación de mi cargo, y un asesor legal dijo que no hay motivos para revocarlo”, continuó Retamar.

“El intendente también solicitó una auditoría especial del Tribunal de Cuentas para que evalúe si trabajo correctamente y dice que lo estoy haciendo correctamente —reveló—. Y como no puede conseguir que el Tribunal de Cuentas me saque ni que el Concejo Deliberante apruebe mi revocación, convocó a los delegados gremiales a una asamblea con los empleados para tratar la falta de apoyo de la contadora a la gestión”.

“Dicen que retraso los pagos y que no quiero pagarles los sueldos, cuando otra irregularidad es que me negaron el acceso a la documentación de recursos humanos. Por eso, todos los pagos salen por insistencia del intendente, ya que no estoy autorizando ningún pago”, concluyó la contadora municipal.

 

Fuente: Once

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.