Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El Cholo se llevó los laureles.

0

 

 

 

 

 

 

 

Atlético de Madrid, dirigido por el argentino Diego Cholo Simeone, se consagró ayer campeón de la Liga Europea de fútbol, al vencer al Athletic de Bilbao de su compatriota Marcelo Bielsa por 3 a 0, en la final desarrollada en el estadio Nacional de Bucarest, Rumania.
Los goles del Aleti fueron anotados por el delantero colombiano Radamel Falcao (ex River Plate), a los 6’ y 33’ de la etapa inicial; y el volante brasileño Diego, a los 39’ del complemento.
A los 43 minutos del segundo tiempo, en el conjunto madrileño, ingresó el volante argentino Eduardo Salvio (ex Lanús) por Adrián.
De esta manera, Diego Simeone consiguió su primer título como entrenador del Atlético de Madrid, ganador de 9 ligas españolas de fútbol, donde asumió en diciembre del 2011, luego de su segundo ciclo en Racing Club de Avellaneda. Simeone, de 42 años, fue campeón en Argentina como DT con Estudiantes La Plata, en el torneo Apertura 2006 y con River Plate en el Clausura 2008.
Por su parte, significó la segunda conquista del Atlético de Madrid en Liga de Europa, la cual obtuvo por primera vez en la temporada 2008/2009 cuando superó en el partido final al Fulham por 2 a 1, con dos tantos de uruguayo Diego Forlán, en el Hamburgo Arena de Alemania.
Además, sumó un nuevo logro en el plano internacional que se acreditan junto a una Copa Intercontinental (1974, ante Independiente), una Recopa de Europa (1961/62), una Supercopa de Europa: (2010), una Copa Intertoto de UEFA (2007) y una Copa Ibérica (1991). En el primer tiempo, el equipo que dirige Diego Simeone salió decidido a marcar el primer gol del encuentro ante un Athletic Bilbao errático que no pudo contrarrestar los avances de su rival.
Con ese ímpetu, el equipo madrileño se puso en ventaja rápidamente con una gran definición de Radamel Falcao, a los 6 minutos.
Desde entonces, los jugadores madrileños se refugiaron en su campo, cediéndole la pelota a los del Bilbao, aguardando por un contraataque que le permitiese estirar la ventaja en el tanteador.
Así, un nervioso y errático conjunto vasco intentó una mejora en el rendimiento y comenzó a producir situaciones de riesgo en el arco defendido por Curtois.
A los 9, el delantero Fernando Llorente impactó con su cabeza un envío a la altura del punto penal, que se fue desviado, propiciado por un desplazamiento ilícito del defensor uruguayo Diego Godín. Sin embargo, el árbitro Wolfgang Stark le dio continuidad a la jugada.
El equipo vasco se apoderó del balón y a los 23’ tuvo otra oportunidad para igualar el match por un disparo de Iker Muniain que desvió al costado derecho el arquero del Atlético de Madrid. Diez minutos después, el repunte futbolístico del equipo del ex DT de la selección argentina, entre 1998 y 2004, se detuvo.
Amorebieta, que quiso salir jugando desde el sector derecho de la defensa, cometió el error de perder la pelota que derivó en Turan, quien asistió a Radamel Falcao, quien con una notable pisada, hizo seguir de largo a Aurtenetxe y Amorebieta juntos y definió al ángulo derecho de Iraizoz.

LOS REEMPLAZOS NO DIERON RESULTADO. En la segunda parte, el rosarino Bielsa dispuso los ingresos de Ibai Gómez e Iñigo Pérez por Aurtenetxe e Iturraspe con la intención de subir la apuesta, colocando más hombres en ataque.
El conjunto colchonero se mantuvo firme en la marca, aislando en su totalidad a Llorente, esperando por una jugada rápida en salida para liquidar el encuentro.
Recién a los 31 minutos, Athletic Bilbao llegó con peligro al área rival con un remate de Susaeta que mandó al córner Courtois.
El conjunto vasco, que buscaba decido y con desesperación el descuento, brindaba espacios en defensa. Ese descuido estuvo a punto de ser aprovechado por Falcao, quien a los 35’, cerca del área chica, ensayó un remate que pegó en el palo derecho de Iraizoz, tras un desvío en el pie izquierdo de Amorebieta.
A los 39’, Diego, tras buena jugada individual, señaló el tercero, de zurda, con remate cruzado al ángulo inferior izquierdo del arquero Iraizoz y sentenció el encuentro.
Atlético de Madrid, que fue práctico, efectivo y oportunista, contó además con un futbolista que marcó la diferencia: Radamel Falcao. El ex River, quien había sido máximo goleador el año pasado, con 17 goles, repitió la proeza en esta edición con 12 conquistas.
Por su parte, Athletic Bilbao, que chocó ante un adversario que se plantó firme en su campo, tuvo pocas ideas y lució cansado. La revancha la tendrá el 25 de mayo cuando enfrente al Barcelona de Lionel Messi y Javier Mascherano por la final de la Copa del Rey.

SIMEONE

“Radamel encaminó la victoria”
El Cholo Simeone destacó la tarea del delantero colombiano, autor de dos golazos en la final de la Europa league ante Athletic Bilbao; el DT también confesó: “En algunos pasajes tuvimos suerte, porque ellos no convirtieron en jugadas claras. Estoy feliz por los jugadores, por la gente y porque mañana los chicos llevarán al colegio la camiseta de Atlético de Madrid. Eso es lo más maravilloso”, afirmó Simeone, el entrenador atlético, a Telecinco. El DT destacó que el conjunto atlético “respondió muy bien al partido que tenía en la cabeza y Radamel (Falcao, autor de los dos primeros goles) jugó un partido extraordinario y encaminó la victoria”.

BIELSA

“Me siento responsable de lo que pasó”
El entrenador del Athletic de Bilbao, el argentino Marcelo Bielsa, afirmó este miércoles en Bucarest, tras la derrota por 3-0 ante el Atlético de Madrid en la final de la Europa League, que se siente “responsable” de lo ocurrido porque no supo guiar al equipo al triunfo.
“Estoy decepcionado, no hicimos un partido bueno. Soy el responsable de la conducción del grupo, que no logró conseguir el objetivo que nos habíamos planteado y eso aumenta mi decepción. Mi cargo tiene que ver con la responsabilidad”, afirmó el Loco Bielsa. “Yo soy quien toma las decisiones, el que decide quién juega y cómo se juega, así que me siento responsable de lo que pasó”, apuntó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.