Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El conductor que chocó y mató a dos mujeres en Paraná ya está libre.

0

o_1361678579

Tras estar preso un día y medio, en la noche del domingo recuperó la libertad Félix Rey, el hombre acusado por la muerte de dos mujeres en una colisión ocurrida en la madrugada del sábado en Paraná.
El accidente ocurrió en avenida de las Américas y Larralde, luego de que un Fiat Uno que había salido de una fiesta de un club, redujo la velocidad para cruzar un lomo de burro y en la acción fue impactado violentamente de atrás por un Peugeot 505. Por el hecho murió en el acto Graciela Zandomeni, de 60 años, y luego en el hospital Marisa Pascal de 17.
Rey fue detenido por orden del juez Alejandro Grippo y en las primeras pericias-se informó desde la Policía- se habría establecido que venía borracho transitando a más de 140 kilómetros por hora, publica Uno.
En tanto, se hizo saber que la señora Zandomeni era la madre de un joven que hace pocos meses embistió y mató con su vehículo a un policía que iba en moto en el centro de Paraná.
Hasta tanto avance la causa, el juez Grippo le impuso a Rey -que es dueño de una rotisería y parrilla de calle Francia cuyos vecinos se quejan por el humo y los olores nauseabundos- una serie de restricciones, tales como tener prohibido conducir cualquier tipo de vehículos, no ingerir bebidas alcohólicas ni estupefacientes, no cometer nuevos delitos y estar a disposición de la magistratura.
En tanto, la fiscal Cecilia Bértora analiza seriamente cambiar la figura penal que se le imputaría por entender que hay agravantes para tener en cuenta. La funcionaria espera distintos informes, pero si se confirma que venía a alta velocidad alcoholizado, estaría dispuesta a reclamar que se esté frente a un Homicidio con dolo eventual, que es una figura penal más contundente que la de Homicidio culposo. Vecinos de De las Américas no ocultaron su preocupación por el nuevo y grave accidente, por lo que pidieron mayores medidas de seguridad vial y cartelería indicatoria.
Explicaron que la imprudencia de los conductores es permanente, lo mismo que la existencia de los lomos de burro que nos son advertidos.

Fuente: Once

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.