Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El Iosper llego a un acuerdo con médicos.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

La Federación Médica de Entre Ríos (Femer) acordó ayer sostener las prestaciones a los 260.000 afiliados al Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper) hasta fin de mes, aunque en el ínterin exigió que se apure la redacción de un nuevo acuerdo, para que pueda regir a partir del 1 de agosto próximo.
De ese modo comienza a reescribirse el conflicto que se desató el 4 de junio, cuando la obra social provincial rescindió el convenio que desde 2007 amparaba la cobertura médica para un cuarto de la población de Entre Ríos. En medio, procuró reemplazar a la Femer, y rubricar acuerdos individuales con los médicos, pero no prosperó.
Así fue como el Iosper barajó y dio de nuevo: pensó en negociar en forma directa con los círculos médicos, pero tampoco se pudo avanzar. Sólo consiguió que el Círculo Médico de Paraná aceptara el nuevo marco de relación, pero los 14 círculos médicos restantes se encolumnaron detrás de lo que dispuso la Federación Médica. La consecuencia fue previsible: la mitad de los afiliados se quedaron sin cobertura médica. Y la normalización recién empezará hoy, después de más de un mes de incertidumbre.

Bandera blanca. El armisticio empezó a redactarse el miércoles 4, cuando intervino en el conflicto la Confederación Médica de la República Argentina (Comra), que pactó una tregua con el Iosper. Ese mismo día, las autoridades de la obra social recibieron a la conducción de la Federación Médica, encuentro que fue previo a otro que se desarrolló el viernes.
Esa vez, los médicos recibieron el pedido del Iosper para que se restablecieran las prestaciones –hasta entonces sólo había cobertura para el 50% a partir de acuerdos con el Círculo Médico de Paraná y la Sociedad Hipócrates, que reúne a galenos adventistas–, aunque la petición quedó supeditada a una aceptación por parte de la comisión directiva de la Federación Médica. Ayer, los médicos aceptaron prorrogar el convenio que venció en junio, y extenderlo hasta fin de julio.
De las negociaciones ahora en marcha quedó excluido el Círculo Médico de Paraná. “Del tema Paraná no hablo”, dijo, cortante, Osvaldo Giayetto, titular de la Federación Médica, con lo cual dio a entender que existe un cisma entre los profesionales.
En el resto de la provincia, regirá, hasta fin de mes, una especie de “paraguas legal” que permitirá sostener las prestaciones médicas a los afiliados al Iosper, bajo las condiciones vigentes hasta junio. “Esto lo aprobó hoy (por ayer) el consejo directivo, aunque no con mucho agrado. Y hemos pedido una reunión para el viernes con el Iosper, para fijar las condiciones del nuevo convenio”, explicó Giayetto.
48 horas. En procura de acordar un restablecimiento de las prestaciones a partir de agosto próximo, la Federación Médica reclamó al Iosper el rápido acuerdo de las condiciones en las que se brindarán las prestaciones, y pidió un encuentro con las autoridades de la obra social para mañana. “Eso tiene que estar concluido para el día 23; el 25, nosotros lo comunicamos a la provincia, y el 27 vuelve a reunirse el consejo directivo, para aprobarlo. Si no se da así, vamos a llegar al 1 de agosto, y vamos a estar otra vez en conflicto, y sin convenio”, apuntó Giayetto.
La Federación Médica plantea que haya cláusulas específicas respecto a una mejora sustancial de la retribución para las denominadas prácticas médicas –radiografía, ecografía, electrocardiogramas–, que debe superar el 15% de aumento que ofrece el Iosper, y una actualización de los honorarios médicos en internación.
De todos modos, rechazan de plano la posibilidad de que se incluya en el convenio una cláusula gatillo que establezca que, ante la primera denuncia de cobro de plus, el médico pueda ser expulsado de inmediato. “Si un profesional es denunciado por cobro de plus, no puede dejarse que el tema lo resuelva la Federación Médica; tiene que haber una intervención más directa del círculo médico del Departamento. Y ahí se deberá iniciar una etapa para exigir al profesional que cumpla con lo que firmó, que no permite el cobro de plus. Pero de ningún modo aceptamos la exclusión inmediata. Eso es ilegal. El día que hagan eso, en el Iosper se ganan un juicio”, aseguró el dirigente.
Así planteadas las cosas, desde la Federación Médica esperan una acogida favorable al pedido desde el Iosper. “Los tiempos –apuntó Giayetto– no dependen ahora de nosotros”.

Movilización en Uruguay

Unas 700 personas se movilizaron ayer por las calles de Concepción del Uruguay para exigir la pronta normalización de las prestaciones del Iosper en esa ciudad. La convocatoria fue lanzada por la seccional local de la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), y consiguió la adhesión de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y otras entidades. La marcha surgió a partir de la grave situación que se vive en toda la costa del Uruguay, donde prácticamente no hay cobertura médica para los afiliados del Iosper.
El conflicto generado entre la obra social y la Federación Médica de Entre Ríos (Femer) y que recién se solucionó parcialmente ayer, derivó en la negativa de la mayoría de los profesionales a atender a los pacientes. En la mayoría de las ciudades de la provincia, con excepción de Paraná, se los consideraba como pacientes particulares, con un valor de consultas de entre $80 y $120. Gustavo Blanc, secretario general de la seccional Uruguay de Agmer, planteó sus diferencias hacia las últimas medidas adoptadas por el directorio del Iosper, que dejó en situación precaria la atención de la salud de los afiliados. “Tomaron medidas en forma consulta. Se mantiene la decisión de poner un tope de seis consultas anuales sin historia clínica, se aumentó el monto del Fondo Solidaria y además se cortó el convenio con la Federación Médica, todas medidas sin consulta a los afiliados”, aseguró.
A ese respecto, Blanc indicó que el Iosper anunció públicamente que la ruptura del acuerdo con la Femer sería suplantado por acuerdos individuales con los profesionales. “Pero en la costa del río Uruguay fueron poquitos los médicos que firmaron. En el departamento Uruguay, solamente tres médicos atienden al Iosper”, añadió.
Los docentes, a su vez, tienen otra complicación. La Obra Social para la Actividad Docente (Osplad) también tiene serias complicaciones. Aunque Blanc diferenció situaciones: se trata de un universo de afiliados muchísimo menor. Y además, los asociados a Osplad pueden cambiarse de obra social; en cambio, en el Iosper eso es imposible. El dirigente reclamó también que los médicos frenen el cobro de plus, y al Gobierno que resuelva un incremento de aportes a la obra social, de modo de permitirle financiar correctamente la cobertura a sus afiliados.

 

Fuente: El Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.