Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El municipio de Paraná intentó desalojar a vendedores ambulantes de la peatonal

0

Este martes alrededor de las 10.30 en la peatonal San Martín entre 25 de Mayo y Alem de Paraná, personal policial y municipal intentó desalojar a los vendedores ambulantes, quienes se resistieron y fueron a reclamar mejoras laborales al despacho de Federico Amore, titular de la subsecretaría de Habilitaciones, Concesiones y Uso de Espacios Públicos.
Antonio Zapata, vendedor ambulante, explicó al diario UNO: «Estábamos trabajando tranquilos con mis compañeros en la peatonal, hasta que cayó la municipalidad y la policía a querernos desalojar».

 

El hombre, que es discapacitado intentaron desalojarlo agregó: «Con mi familia comemos con lo que trabajamos y sino trabajamos no comemos. Además soy discapacitado y necesito trabajar para estar bien de salud».

 

La situación tensa que se vivió durante la jornada entre la municipalidad y los vendedores ambulantes culminó en una visita al despacho de Federico Amore, quien recibió a los abogados Boris Cohen y Pablo Minetti en representación de los comerciantes.

La situación y el reclamo
Cinco vendedores ambulantes junto a los abogados Cohen y Minetti, se reunieron con Amore para llegar a un acuerdo por la situación que atraviesan los comerciantes.

 

Carlos Zapata, otro vendedor ambulante explicó: «Hace cinco meses que estamos en esta situación. La municipalidad no quiere que estemos en la peatonal y por eso nos ofreció un lugar en el mercado de las pulgas, pero nunca se termina de reparar el lugar, y nosotros no vamos a dejar de trabajar por esperar que arreglen el lugar».

 

«En un momento nos pidieron que nos vayamos a la plaza Alvear, en calle San Martín y Laprida, pero ahí no vendemos nada y además nos sacaron las estructuras y por eso nos instalamos de nuevo en la peatonal cerca de la plaza 1° de Mayo», contó el hombre con impotencia por la situación de indiferencia por parte el municipio.

 

Marcelo Abasto, vendedor ambulante de CD’S, dijo: «Somos 29 vendedores en total, cada uno tiene su lugar, nos repartimos en la peatonal San Martín entre Alem y Urquiza. El municipio nos viene prometiendo hace meses que nos van a dar nuestro lugar en el mercado de pulgas, pero no cumplen».

 

Según indicó Cohen, el abogado de los vendedores ambulantes, la municipalidad y la policía se presentó este martes en la peatonal a desalojarlos por reclamos de los comerciantes que pagan impuestos y porque al parecer hay más de 29 vendedores ambulantes.

 

«En la reunión que tuvimos con Amore, el nos dijo de que hay 29 vendedores ambulantes que están habilitados a vender hasta que esté listo el mercado de las pulgas, pero hay otros -fuera de los 29- que no están habilitados y esos ocasionaron el problema», indicó Coen.

 

Respecto a la solución que le ofreció Amore, el abogado señaló: «La municipalidad tiene una ley de ordenanza que no habilita a los comerciantes ambulantes a vender en la peatonal, por eso les dieron un último plazo en el que en 20 días tendrán terminado las instalaciones del mercado de las pulgas y hasta entonces tienen que instalarse en calle San Martín y Laprida».

 

La decisión del municipio la tienen que acatar los 29 vendedores ambulantes, por lo contrarios no podrán vender en otro lugar que no sea en calle San Martín y Laprida. «Ahora tienen que aceptar o sino no podrán vender. Desde el municipio se dijo que el jueves instalarán el techo en el mercado de las pulgas y luego terminarán la obra así tienen su lugar», finalizó Cohen.

 

Pero dos de los representantes de los vendedores ambulantes que estaban en la puerta del despacho de Amore; Antonio Zapata y Abasto, se encontraban disconformes con la situación. «Vinimos a tener una reunión con Amore para que está situación termine y nos den una solución ya que hace cinco meses venimos así. Que en 20 días nos habiliten el mercado de las pulgas no nos parece muy bueno, porque siempre nos dicen que esperemos dos semanas, un mes y así sucesivamente», destacó Abasto.

 

Y finalizó Zapata: «Nosotros sino trabajamos no podemos comer, y esta gente no entiende eso. Si la municipalidad no nos habilita a trabajar en la peatonal o no nos termina rápido el mercado de las pulgas nosotros no trabajamos. Además ya nos pasó una vez cuando estuvimos 60 días sin trabajar porque nos prometieron el mercado de las pulgas y nos morimos de hambre».

 

Fuente: Uno

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.