Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El oficialismo ganó en Santiago del Estero y reiteró su apoyo a Cristina

0
El oficialismo de Santiago del Estero ratificó ayer en las elecciones para gobernador y vice la supremacía de la que goza en esa provincia desde el 2005. La fórmula del Frente Cívico por Santiago, integrada por Claudia Ledesma Abdala, esposa del actual mandatario provincial, Gerardo Zamora; y por José Emilio Neder, que se desempeña como ministro de Gobierno, se impuso con el 64,36% de los votos. Son unos diez puntos por debajo de lo que la misma fuerza obtuvo en las legislativas de octubre pasado.
De todos modos, con esta cifra, el zamorismo le sacó casi 50 puntos de ventaja a la dupla que se ubicó en segundo lugar: la del Frente Progresista Cívico y Social, formada por el radical Emilio Rached y la abogada Teresa Pereyra, que habían conquistado el 14,5% de los sufragios al cierre de esta edición.
El jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, que estuvo en Santiago para respaldar a la flamante gobernadora (ver aparte), anunció que la presidenta Cristina Fernández recibirá hoy a la fórmula ganadora y también al mandatario saliente.
Ayer, faltaban pocos minutos para que se publicaran los primeros resultados oficiales cuando en el búnker del Frente Cívico se anunció la victoria. Ledesma Abdala dio un discurso que giró alrededor de destacar las coincidencias con el  gobierno nacional. Señaló que su gestión «seguirá acompañando incondicionalmente a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner» y agregó: «Los santiagueños somos agradecidos. No tenga dudas de que la seguiremos respaldando incondicionalmente.»
La flamante mandataria provincial agregó que la votación fue un «plebiscito de una gestión, que ha sido posible por el trabajo conjunto y mancomunado» del Ejecutivo nacional y el provincial.
Por otra parte, Ledesma remarcó que el Frente Cívico se «ubicará por tercera vez» al  frente de la gobernación de Santiago y que esto «es el resultado de la unidad política del pueblo», a la que dijo que se dedicará a «seguir defendiendo». En ese marco pidió el acompañamiento de los que «creen en un Santiago justo, digno, tolerante, con inclusión social, igualitario y con oportunidades para todos».
La jornada electoral finalizó con normalidad, aunque no había comenzado del mismo modo, por demoras en la apertura de varias mesas, motivadas por la ausencia de autoridades y la tardía entrega de las urnas (ver aparte). La participación se estimaba en alrededor de un 75% del padrón provincial, que cuenta con 649.456 electores.
Sobre este total, con el 97% de las mesas escrutadas, la fórmula del ejecutivo había sacado al cierre de esta edición 294.564 votos, mientras que el Frente Progresista obtenía 66.621 sufragios, y la tercera fuerza, Santiago Viable, encabezada por Héctor «Chabay» Ruiz, conseguía 50.817 adhesiones.
LA PUJA JUDICIAL COMO TELÓN DE FONDO. La elección de ayer llegó luego de un largo proceso en los tribunales. Zamora fue electo gobernador de Santiago por primera vez en 2005 y aspiraba a presentarse este año para un tercer mandato, aunque la constitución provincial no permite más que una reelección consecutiva.
En su momento, el argumento que esgrimió el radical K para sostener su aspiración fue que su primer período de gobierno (2005-2009) se había iniciado con la vieja Carta Magna y no con la nueva. De hecho, la reforma de la constitución provincial se hizo durante su primer mandato. Por eso, el todavía gobernador sostenía que con el nuevo marco legal había sido elegido una sola vez y no dos.
Zamora no fue el primer mandatario provincial que utilizó esta argumentación para pelear por un tercer mandato consecutivo. Uno de los antecedentes más conocidos es el del radical Eduardo Angeloz, que apeló al mismo recurso para presentarse por tercera vez seguida a la gobernación cordobesa, en 1991, y de hecho ganó la elección.
La justicia de Santiago del Estero le dio la razón al gobernador a mediados de septiembre y este lanzó su candidatura. Luego, el partido Santiago Viable apeló la decisión ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El 25 de septiembre, la Corte rechazó intervenir. El argumento fue el siguiente: «A juicio de esta corte no se advierte un caso de retardo de justicia que, con arreglo a la doctrina establecida en el precedente (fallos; 315:1940) justifique su intervención en la instancia que se pretende.»
Sin embargo, hubo una nueva apelación al Máximo Tribunal, impulsada por el radicalismo santiagueño, que está intervenido desde 2007, momento en el que Zamora, que proviene de la UCR, decidió respaldar la candidatura presidencial de Cristina Fernández. La apelación fue impulsada por el interventor radical en la provincia, Marcelo García, y contó con el patrocinio, entre otros, del abogado y todavía diputado nacional Ricardo Gil Lavedra.
En este caso, el Supremo Tribunal cambió de posición. Cinco días antes de que se celebraran los comicios del 27 de octubre, en los que Santiago debía elegir gobernador y vice, además de legisladores nacionales, provinciales y municipales, la Corte hizo lugar a la medida cautelar pedida por el radicalismo.
El tribunal suspendió la elección en la categoría de mandatario provincial (no en las otras) hasta pronunciarse sobre la cuestión de fondo. Finalmente, a principios de noviembre, decidió la inhabilitación de Zamora para competir por un tercer período. Esto impulsó la candidatura de la esposa de Zamora que ahora, lejos de esta trama judicial, gobernará a los santiagueños los próximos cuatro años.
Demoras al inicio y calor agobiante
Además del contundente triunfo del zamorismo, las elecciones en la provincia de Santiago del Estero dejaron otros episodios para destacar, en especial las demoras que hubo al momento de la apertura de las mesas y el calor agobiante que marcó una jornada donde, sin embargo, fue bueno el número ciudadanos que se hizo presente para emitir su sufragio.
Desde la dirección electoral explicaron que el inicio de los comicios resultó demorado por dos elementos: en primer lugar, la ausencia de las autoridades en varios de los 1987 puntos de votación habilitados, a lo que se sumó una entrega tardía de las urnas.
El faltazo de las autoridades provocó que, por ejemplo, en el Colegio San José de la capital provincial, María Sol Vergara, una joven de 19 años que votaba por primera vez, tuviera además que debutar como presidenta de mesa, ante la ausencia del resto de los responsables asignados.
Otra apostilla de color la aportó Isolina Galván, que a sus 85 años se presentó a votar en Las Termas de Río Hondo, justo en el día de su natalicio y a pesar de que su edad avanzada la eximía de la obligación de sufragar.
Un hecho menos pintoresco ocurrió en ese mismo distrito, cuando un hombre terminó detenido por la policía luego de amenazar con un arma a las personas que se acercaban a  votar. De acuerdo al relato de los testigos, el individuo estaba en las inmediaciones de la Escuela Nº 761 «Rafael Obligado», de Las Termas de Río Hondo.
El hombre  –identificado por las fuerzas de seguridad como Diego Núñez– mostraba un arma de fuego e intimidaba a quienes se querían votar. Acabó siendo detenido por miembros del Escuadrón Táctico Motorizado de la Policía santiagueña y alojado en la seccional 40, junto a un amigo suyo que había intentado impedir el accionar de los uniformados.
Textuales
«Ratificamos el compromiso activo del gobierno nacional para seguir trabajando en los próximos cuatro años por la calidad de vida del pueblo santiagueño», Jorge Capitanich, jefe de de Gabinete.
«Abrazo a Emilio Rached, por  las batallas dadas, por militar, presentar ideas radicales y no bajar los brazos nunca», Eugenio
«Nito» Artaza, senador UCR
«El Frente Cívico por Santiago ha logrado un contundente e inmodificable triunfo en las elecciones a gobernador y vice y le deseo el mayor de los éxitos», Héctor «Chabay» Ruiz del Movimiento Santiago Viable.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.