Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El Precio de la Historia hizo furor en Buenos Aires.

0

El Mercado de Pulgas de la Ciudad de Buenos Aires recibió ayer a dos de los cuatro hombres dedicados a la compraventa de antigüedades más importantes del mundo. Rick Harrison y su hijo Corey, dueños de la «Gold & Silver Pawn Shop» -tal vez la casa de empeños más famosa del planeta- y protagonistas del programa «El Precio de la Historia», que se emite por History Channel, estuvieron en Buenos Aires recorriendo locales de antigüedades y, por la noche, hicieron una presentación en el conocido mercado de Dorrego, donde más de 7 mil personas (cifra que superó las expectativas de los propios organizadores) se congregaron para ver a los «Pawn Stars».

 

Rick y Corey quedaron fascinados con la ciudad y el público, que los recibió como si fuesen verdaderas estrellas de rock y no paró de corear sus nombres y el del personaje más simpático de la tira, Chumlee, que no viajó pero se ganó el cariño de los televidentes gracias a su particular torpeza. «Si te distraés mientras caminás, Buenos Aires parece París», dijo Harrison padre. «Es increíble, Buenos Aires es magnífica y su gente también», completó Corey.

Ambos hicieron gala de su particular forma de ver el negocio de la compraventa de artículos históricos, dieron recomendaciones para comprarlos y tips para regatear el precio. Rick contó que compró la medalla de oro que recibió Pelé al ganar el mundial de México 70 y, ante el abucheo generalizado al astro brasileño, Corey aseguró que «compraría una camiseta de Maradona antes que una de Pelé» e hizo estallar a la hinchada.

Si bien no compraron nada ya que no se dedican a eso (compran a la gente que va a la tienda a ofrecer, rara vez salen a buscar), los Harrison pasearon por San Telmo, recorrieron anticuarios y se sacaron fotos con varias piezas representativas de la porteñidad. Tan fascinados quedaron con la ciudad que aseguraron que en caso de tener que abrir un local en latinoamérica, no dudarían en hacerlo en Buenos Aires. Incluso Rick se animó a arriesgar: «Pienso jubilarme y venir a vivir acá».

 

Fuente: Info News

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.