Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El precio del pollo aumentó cinco veces desde que comenzó el año.

0

recetas

El precio del kilogramo de pollo aumentó en la última semana. Desde que comenzó el año su inestabilidad llama la atención a diferentes comerciantes de Paraná. Algunos hacen esfuerzos para no recargarlo al público, otros lo sostuvieron hasta que pudieron.
A principio de año, en una pollería de Paraná se lo podía comprar a 11,90 pesos el kilogramo. Hoy en el mismo lugar sale 16,90. Se alcanzó a esos cinco pesos de diferencia en por lo menos cinco tandas de incrementos diferentes y en esto coinciden los comerciantes consultados.
“El pollo ha aumentado. Es muy inestable y sube todo el tiempo. En una semana puede estar en 250 pesos el cajón y a la próxima 280. Después se puede dar que en un momento baje a 270 pero de ahí empieza a subir de nuevo”, dijo a UNO el encargado de una importante rotisería que tiene al pollo como principal oferta.
Cada cajón de pollo tiene 20 kilogramos y los precios al momento pueden llegar hasta los 320 pesos. “En algunos cajones pueden venir hasta 13 pollos. Hay algunos que son pura agua”, añadió.

 

En el costo
En una pollería local de Alem, el dueño del comercio dijo: “El último aumento no fue tan grande y nosotros tratamos de no aumentar”. También explicó que las variaciones se dan en cada compra y que depende del precio al público que se tenga, la absorción o no del incremento en el costo.
“En enero hubo varios aumentos, por lo menos tres o cuatro y tuvimos que modificar el precio dos veces. En febrero fue igual“, añadió el dueño del local.
En este comercio, la última compra a precio mayorista la hicieron ayer a 300 pesos el cajón.
Estas variaciones en los precios también generaron el aumento en los cortes. “Es como cualquier carne. El pollo está 16,90 el kilo y es a lo que nosotros lo vendemos. La pechuga sale 37”, añadió.
Al igual que en la rotisería, el comerciante, remarcó la cantidad de agua con la que llega el pollo a los comercios lo que perjudica a la hora de venderlo.
Caro en los supermercados
El acuerdo firmado los primeros días de febrero por Nación alcanza a cuatro cadenas de supermercados de Entre Ríos y con el mismo, los precios en las góndolas no pueden aumentar hasta el 1º de abril. Incluso hay una página de Internet donde se puede conocer cuánto saldrá determinado producto antes de ir a comprarlo.
Sin embargo ayer en varias sucursales de la capital provincial hubo faltantes de marcas específicas que deberían estar y si bien había alternativas, estas tenían un precio superior al estipulado.
En una de las cadenas que tiene una sucursal céntrica ayer el pollo debería estar a 14,89 pesos el kilogramo. Sin embargo había en la góndola tres marcas diferentes y todas estaban por encima del precio que deberían tener: 32,99 la más cara, 24,93 la intermedia y 20,99 la más barata.

 

Faltan productos
En otra cadena de supermercado, durante los primeros días del mes pasado, el aceite de girasol de un litro y medio de una marca conocida estaba a 8,38. Así está publicado en www.preciosensusitio.gov.ar. Sin embargo durante la mañana de ayer no fue posible comprar ese producto. Había marcas alternativas con otros precios que llegaban a 17,77 pesos los 900 centímetros cúbicos.
Un empleado del supermercado con la remera distintiva de la cadena dijo que no sabía si iba a haber en algún momento el producto solicitado y agregó, ante una nueva pregunta, que no pertenecía al establecimiento.
Con la yerba ocurre algo similar. Se debería encontrar en la góndola la marca Mañanita a 9,35 pesos el kilogramo. Sin embargo ayer en este mismo supermercado fue imposible ubicarla. Al igual que el aceite había otras marcas pero no la publicada en Internet.
La herramienta de esta página web fue considerada como una de las más importantes para el control de precios de los mismo consumidores y permite comparar lo que se gasta en una compra con lo que en realidad se debería a partir del acuerdo alcanzado.
Todas las cadenas de supermercados manifestaron sus precios a principio de febrero y ellos fueron subidos a la red. Para la ley de Defensa del Consumidor, no se puede cobrar más caro un producto luego de publicar su valor. Si bien no hay desabastecimiento, porque es posible encontrar alternativas, no se puede comprar el producto con el precio que figura en Internet.

 

Otras irregularidades
La leche también está en esta situación: no hay la que tiene un precio publicado a 2,65 el sachet de un litro. A cambio hay otras marcas que salen 5,85 y 5,65 el litro.
Además, en este comercio en particular, había una marca del producto de la misma cadena pero no tenía puesto el precio para poder comprarla, por lo tanto uno recién conoce cuánto sale al llegar a la caja.
Por último hay dos mercaderías que sí estaban presentes. Una de ellas es la harina. En este caso había coincidencias en el precio a 2,65 el kilo.
La otra es el arroz y también había coincidencias pero solo se encontraba una sola de las marcas, a 3 pesos.
Con este producto en particular, pegado en la góndola había varios carteles donde se leía “‘Arroz Condor’: no hay stock porque el proveedor no entrega. Sepa disculpar”.
En definitiva hay un conjunto de productos que presentan irregularidades. Algunos están más caros de lo que deberían y otros no es posible encontrarlos.
En algunas góndolas por ejemplo, estaba la marca del producto buscado pero no tenían los precios publicados y en otros hay límites en la cantidad a comprar.

 

Las cifras
42%
Es lo que aumentó para los pequeños comerciantes el kilogramo de pollo desde enero.

 

14,90
Es el valor del kilo más barato en que se puede encontrar en una cadena de supermercados.

 

300
Es lo que valió esta semana un cajón comprado a precio mayorista para un comercio local y cuentan 20 kilogramos. El costo está por encima del precio al público es un supermercado.

 

Mercaderías que no están o que su precio es mayor al que tenían el 1º de febrero
En una cadena de supermercados el pollo debería estar a 14,89 pesos pero ayer a la mañana no fue posible comprarlo a ese precio. El kilogramos más barato en el lugar era de 20,89.

 

Uno de los aceites más conocidos que debería venderse en los supermercados a un precio accesible ayer era el único que faltaba en algunas góndolas. El precio debería ser 8,38 pesos.

 

Ayer no fue posible conseguir la marca de leche publicada por una de las cadenas de supermercados de Paraná a un precio de 2,65. Había otras marcas pero salían 5,85 y 5,65 cada una de ellas.

 

Una marca en particular de yerba tenía un precio accesible en febrero y fue publicado en Internet. Fue la única que no había en la góndola.

 

A diferencia de los productos anteriores, sí había harina y arroz con los precios y las marcas establecidas. El kilo de la primera estaba a 2,65 pesos y del segundo a solo 3.

 

Hasta abril no puede haber variaciones en los precios
La Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, firmó en la mañana del 4 de febrero un acuerdo con la cámara de comercio que agrupa a los denominados supermercados nacionales para que mantengan congelados los precios hasta el 1° de abril de este año, fecha en la que se podría llegara a negociar una prórroga.
Luego, los supermercados chinos adhirieron al acuerdo de precios y así lo había asegurado el director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas de la República Argentina.
Tiempo después, en la provincia se logró un entendimiento con pequeños y medianos comerciantes, quienes se comprometieron a no aumentar los precios hasta el 1º de abril.
Se trató de una extensión local, del acuerdo alcanzado a nivel nacional con grandes cadenas de supermercados.
Paraná, Gualeguay, Villaguay y Concepción del Uruguay fueron las primeras en las que hubo comercios locales adheridos y la intención era sumar otros más.
Lo que se buscó en su momento fue que los vendedores no pierdan competitividad, porque en las cadenas se iba a encontrar la mercadería más barata.
La “tolerancia cero” con el aumento de los precios llegó después y se solicitó que sean denunciados aquellos comercios que aumentaban aunque sea “una sola moneda”.
En el caso de que se advierta una variación en los precios en el plazo que va desde el 1º de febrero hasta el 1° de abril, se recomendó desde Defensa del Consumido comunicarse para poder poner a la dirección en conocimiento sobre la situación. La sede funciona en calle San Martín 746 de Paraná.
Los interesados en tomar contacto con Defensa del Consumidor pueden hacerlo mediante el mail defensaconsumir_e.r@hotmial.com, o telefónicamente al 0343-4207940/7916. También al número gratuito 0800 444 8256.

 

 Fuente: Uno

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.