Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

El Tribunal de Cuentas creó un Instituto de Formación y Perfeccionamiento Jurídico Contable

0

«Queremos un control público transparente, eficiente y eficaz, y la capacitación es determinante para esto» señaló el presidente del Tribunal, Guillermo Smaldone.

La razón de ser del Tribunal de Cuentas es colaborar con la mejora de la gestión pública y el desempeño del sector público provincial, promoviendo la transparencia y la rendición de cuentas veraces y oportunas. Ejerciendo el control externo sobre la administración y gestión de los recursos públicos para garantizar su adecuado uso, determinar responsabilidades y prevenir cualquier irregularidad, en un marco de compromiso con la ciudadanía y excelencia institucional.

En este sentido, uno de los objetivos que el Tribunal de Cuentas se ha planteado, es contribuir a la formación y capacitación de todos los agentes públicos que se desempeñan en el Estado en temas relacionados con el control público. Así es que, en septiembre del 2014, se puso en marcha la Escuela de la Administración Pública de Entre Ríos, una iniciativa conjunta del Tribunal de Cuentas y de la Fiscalía de Estado de la Provincia, para contribuir a la formación de trabajadores de organizaciones públicas, favoreciendo la consolidación de un Estado transparente, moderno y eficiente.

Ahora, en el marco de esta política de capacitación continua que se viene implementando en el principal órgano de control externo de la administración pública, el TCER creó un Instituto de Formación y Perfeccionamiento Jurídico Contable, para capacitar y actualizar en forma permanente a los recursos humanos del organismo, pero también a quienes manejan fondos públicos en los distintos organismos de la administración pública; con el objetivo de fortalecer el control público en beneficio de toda la sociedad y sus intereses.

Al respecto, el presidente del Tribunal de Cuentas, consideró que «contribuir a la formación de recursos humanos capaces de trabajar por la consolidación de un Estado transparente y eficiente, frente a una sociedad con demandas crecientes de control y transparencia, debe ser uno de los ejes centrales de las entidades que velan por el interés público. En particular, en el caso de los organismos de control».

«Por eso, desde el TCER, hace un tiempo que venimos implementado una política de capacitación continua, no sólo para profesionalizar los recursos humanos del organismo, sino también a los funcionarios y al personal de toda la administración pública que desarrolle tareas en el ámbito del control público y la defensa del Estado», señaló Smaldone.

Y explicó: «Desde el organismo se llevan adelante capacitaciones internas; las cuales se desarrollan en el seno del Tribunal para capacitar y profesionalizar a los funcionarios, contadores, abogados y personal administrativo, con el objetivo de profundizar y actualizar conocimientos referidos a procedimientos administrativos, acordar y unificar criterios de trabajo, brindar información acerca de la utilización de los nuevos sistemas y tecnologías que se van incorporando a la gestión, e intercambiar experiencias de trabajo, entre otras cosas».

Luego, continuó detallando que «también desarrollamos capacitaciones externas personalizadas; en las cuales, el personal del TCER visita las juntas de gobierno, los centros de salud, los municipios y los hospitales para brindar conocimientos teóricos acerca de la función que cumple el organismo; generar contextos de enseñanza y aprendizaje que alienten la reflexión y concientización sobre la importancia de una rendición de cuentas veraz y oportuna; aportar conocimientos teóricos-prácticos específicos acerca del Sistema Renditivo; asesorar y evacuar dudas; y unificar criterios y optimizar la relación con el cuentadante. Todo esto con el claro propósito de fortalecer el control público y capacitar a los cuentadantes en sus funciones y obligaciones».

«Y finalmente, están las capacitaciones externas abiertas; las cuales se canalizan por medio de la Escuela de la Administración Pública de Entre Ríos (EAPER) -creada y conformada por el TCER y la Fiscalía de Estado de la Provincia- con la que brindamos perfeccionamiento y especialización a los agentes que se desempeñan en los distintos organismos de la administración pública provincial, principalmente profesionales del Derecho y Ciencias Económicas abocados al control público, pero también a cualquier agente que se desempeñe en este ámbito», indicó el Presidente del Tribunal de Cuentas.

Objetivos del Instituto

A través del Instituto de Formación y Perfeccionamiento Jurídico Contable, creado mediante Acordada 274, el Tribunal de Cuentas de Entre Ríos se propone, entre otras cosas:

– Promover y coordinar un programa de investigación y capacitación en el ámbito del Tribunal de Cuentas.
– Capacitar y actualizar en forma permanente a los recursos humanos del organismo, a través de la planificación e implementación de programas de actualización sobre temáticas centrales, tendientes a optimizar el funcionamiento del Tribunal de Cuentas.
– Ejecutar programas permanentes de perfeccionamiento y especialización en materia de control de políticas públicas.
– Desarrollar actividades académicas, docentes, de investigación y divulgación en cuestiones de orden técnico, económico, financiero y presupuestario, orientadas al logro de un mejor sistema decontrol público y a una gestión pública eficiente y eficaz.
– Desarrollar e implementar la formación continua, desarrollando cursos, talleres y jornadas de actualización, destinadas al personal del organismo y de otras dependencias Estatales, y de todo aquel interesado en fortalecer conocimientos y capacidades en temáticas de gestión pública.
– Establecer las orientaciones conceptuales, pedagógicas, temáticas y estratégicas de los programas de formación y capacitación de los agentes del organismo, en el marco de la calidad y las competencias laborales.
– Responder las consultas académicas, de estudio o de investigación que le sean formuladas.
– Fijar los lineamientos para que los programas de formación y capacitación de los empleados respondan a las características y necesidades funcionales y operativas del organismo.
– Brindar asesoramiento e implementar asistencia técnica a las distintas áreas, en pos de mejoras, innovación y modernización en su labor cotidiana.
– Formalizar alianzas estratégicas y convenios de colaboración docente y actividades conexas del Instituto, con entidades públicas y organismos de control.
– Gestionar el otorgamiento de becas de perfeccionamiento.
– Promover procedimientos de selección, para la cobertura permanente o transitoria, de cargos vacantes en el organismo.b_1426187165

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.