Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Entre Ríos será el laboratorio de la operatoria del Procrear.

0

 

 

 

 

 

 

Cuando Sergio Urribarri atravesó raudo el acceso del Hotel Howard Johnson Mayorazgo apenas habían transcurridos unos minutos de las 11, y el ala derecha del octavo piso estaba colmada con casi todos los intendentes y sus colaboradores de la provincia esperándolo. Estaban los más importantes del Frente para la Victoria, el puñado de radicales que dirigen sus municipios y el tándem que conforman los cinco vecinalistas que posee Entre Ríos. Había legisladores propios y algunos de la oposición.
El Gobernador respondió las preguntas del periodismo que lo esperaba en el lobby y subió a un encuentro que rara vez se dio en las últimas tres décadas en el territorio, y quizá el hito se explica por el amplio interés que el Programa de Crédito Argentino (Procrear) despertó en todo el país.
En la mesa principal lo esperaban el vicegobernador José Cáceres, el gerente general del Banco Hipotecario, Fernando Rubín, y el gerentes del Sector Público, Rogelio Viotti.
La presencia de los más de 300 intendentes y funcionarios en Paraná se explicaba por dos motivos: a) la necesidad de evacuar dudas y presentar aportes para que el ambicioso plan de viviendas baje a su territorio sin problemas; y b) porque Entre Ríos se convertirá en una especie de laboratorio, quizá por su escala, para que el Procrear pueda medir su despliegue en la cancha a partir de los problemas que puedan surgir en la implementación e ir mejorando a medida que van saliendo los fondos para construcción de viviendas y que según la consultora Delphos tendrá un impacto de dos puntos sobre el PBI el año próximo.

ANTICIPADO. Pero hay algo más y lo explicó Rubín ni bien comenzó con su breve exposición sobre las características del producto que despertó un interés inasible en la población con más de 1.600.000 pedidos de turno para que el Banco Hipotecario lo califique para lograr su parte de los 20 mil millones de pesos que el Anses volcará el primer año para unas 100 viviendas en todo el país. “No podía creer cuando a la mañana siguiente de que la Presidenta anunciara el plan, cuando llego a mi oficina me avisan que el gobernador de Entre Ríos me esperaba para que le dé precisiones sobre cómo se implementaba el plan. No habían pasado 10 horas del anuncio y ya estaba viendo cómo podía beneficiar a la provincia”, expresó el funcionario nacional.

Dudas y aportes
La intendenta de Villa Paranacito, Carmen Toller, planteó un problema: la operatoria del Banco Hipotecario exige un certificado de inundabilidad, y precisamente allí la gran parte de los terrenos se anegan y las casas se construyen a 2,50 metros de altura, por encima de la cota de la última creciente de 1983. Los funcionarios se comprometieron a estudiar el tema.
Urribarri pidió que los intendentes establezcan acuerdos con comerciantes y constructoras para que la gran demanda sobre insumos y profesionales no genere aumentos especulativos de precios.
Miguel Marizza, de la Cámara de la Construcción, planteó el problema de cómo la informalidad suele intervenir en estos casos y las casas deben hacerse con personal inscripto, por lo que se crean diferenciales de precios y el sistema, incluido los constructores, no debería permitir trabajo en negro, sobre todo cuando se trata de fondos del Anses. También habló de la “ficha de transferencia” y cómo hacer más ágil el proceso para que en menos de seis meses esté la casa construida.
Gustavo Bordet, intendente de Concordia, consultó sobre si quienes estén inscriptos en otros planes de vivienda deben realizar una nueva inscripción. Rogelio Viotti respondió afirmativamente y recordó que en agosto se abrirá una nueva sucursal del Banco en esa ciudad.
El intendente de La Paz, José Nogueira, aprovechó la oportunidad de expresar que del mismo modo el plan es justo y viene a cubrir una marcada necesidad, sería también justo que se equiparen el avalúo fiscal y el de mercado para que las comunas puedan tener ingresos más reales.
Muchos intendentes plantearon la necesidad que se llegue a un acuerdo marco en la provincia con los colegios de arquitectos, maestros mayores de obras e ingenieros para establecer parámetros de trabajo en común y que no se produzcan externalidades.
El principal problema de los intendentes es que muchos poseen terrenos y están dispuestos a cederlos individualmente para que puedan realizar el trámite en el Banco Hipotecario. Para eso necesitan una ordenanza y quieren hacerlo en forma justa y equitativa. Pero puede pasar que se le cede el terreno a una persona y luego no califica para el crédito, siendo propietario de un terreno donde no podrá construir o bien se construyó una obra para quienes no posean terrenos y podrán ser parte del condominio.
Algunos se comprometieron a ser los gestores de las personas en su municipio y a generar las condiciones para que los funcionarios del Banco lleguen hasta su comunidad a trabajar con los vecinos. El intendente de Tala aseguró que ya tiene 100 interesados que pidieron turnos y se ofreció a ser la primera ciudad en recibir a los técnicos. Fernando Rubín afirmó que el Banco Hipotecario irá con su gente a las diferentes ciudades para dar precisiones sobre el programa y capacitar gestores en las comunas.

Con terreno y sin terreno

La jornada comenzó con una presentación de Rubín sobre las generalidades del crédito, con información que mayormente fue difundida aunque había algunas cuestiones que no estaban del todo explicadas. Los que tienen terreno tendrán un crédito para construir y los que no poseen tierra un crédito para comprar. Esto último porque se realizarán obras colectivas en espacios fiscales con los criterios del Estado y a partir de la identificación de los terrenos disponibles por el Onabe y el Ministerio de Defensa, entre otros. Si bien todos salieron con la mayoría de las preguntas respondidas, queda pendiente que el comité nacional defina precisiones sobre la operatoria para quienes no posean terrenos y donde las comunas están dispuestas a ofrecer los suyos.
Ese fue precisamente uno de los puntos centrales de las cuestiones que mayor interés se advirtió en los intendentes. Casi todos hablaron, preguntaron, opinaron y aportaron, en algunos casos con consideraciones que los funcionarios del Banco Hipotecario consideraron muy valiosas y a las que se comprometieron agendar para discutir en Casa Central.
El micrófono pasó de mano en mano en un ámbito cordial y distendido donde el gobernador fue moderando el encuentro que también contó con la presencia de autoridades del Anses provincial y la Cámara de la Construcción. Hablaron los intendente de San José, Pablo Canali; de Gualeguaychú, Juan José Bahillo; de María Grande, Hugo Maín; de Victoria, Rubén Gracilazo; de Villa Paranacito, Carmen Toller; de Sauce de Luna, Jorge Lacoste; de Maciá, Ricardo Troncoso; de La Paz, José Nogueira; y de Concordia, Gustavo Bordet; entre otros, además de legisladores de diferentes departamentos, referentes de la Cámara de Construcción y del sector profesional.
“Debemos hacer las cosas bien y trabajar con el espíritu solidario que tiene el plan Procrear y que la presidenta dejó bien en claro cuando realizó el anuncio. Es un crédito a una tasa muy barata que apunta, como muchas de las acciones de este Gobierno, a los más necesitados y a la clase media. Por eso en Entre Ríos he decidido que se creará una unidad ejecutora con todas las partes de la provincia, el banco y los municipios”, expresó el Gobernador y reclamó socializar la información para evitar que aumenten los precios de materiales o terrenos poniendo al descubierto a los avivados.

 

Fuente: El Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.