Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Erradicación de conexiones clandestinas

0

Según se informó a EL DIARIO desde Enersa, periódicamente, cuadrillas de trabajadores de la empresa recorren diferentes sectores de la ciudad para controlar el estado de los suministros y desconectar a los usuarios que están en situación irregular, conocidos como enganchados a la luz.
Son múltiples los inconvenientes que este tipo de conexiones originan, entre ellos: son un delito penado por ley; atentan contra la seguridad personal de quienes las realizan; representan una amenaza para quienes habitan la vivienda (personas y animales), y para quienes pasan por el lugar; pueden provocar problemas de tensión y afectar negativamente la red eléctrica; alteran el normal servicio eléctrico de los vecinos y de la zona; pueden provocar quema de electrodomésticos e, incluso, incendios; atentan contra el uso racional y eficiente de la energía.
PROCEDIMIENTO. El Reglamento de Suministro Eléctrico, en su artículo 5.4, establece que “por propia iniciativa y en cualquier momento, Enersa podrá inspeccionar las conexiones domiciliarias, las instalaciones internas hasta la caja o recintos de los medidores o equipos de medición, como asimismo revisar, contrastar o cambiar los existentes”.
En base a ello, se revisan los datos que arrojan las lecturas de los medidores, se listan los usuarios con desvío superior al esperado, se relevan las denuncias efectuadas al 0-800 y se concurre a los domicilios correspondientes para verificar la lectura y obrar en consecuencia. Una vez allí, se constata la ausencia de irregularidades revisando las tapas de pilar, sus precintos, el medidor y su bornera, el cable de acometida, etcétera, y se opera en consecuencia hasta su normalización.
ILÍCITOS. En aquellos casos que hagan suponer la existencia de un ilícito, personal de Enersa concurre acompañado de un escribano, policía o autoridad de aplicación para realizar la inspección. En el supuesto de que el ilícito se detecte, se levanta un Acta de Verificación Técnica (A.V.T.) para dejar sentada la irregularidad detectada, normalizar el suministro y proceder al recupero de energía no registrada.
Enersa está facultada, además, para cobrar los gastos que originen la inspección, adicionando un recargo del 40%. En todos los casos, la empresa se reserva el derecho de iniciar acciones legales.
Teniendo en cuenta que, en su mayoría, los usuarios que cometieron fraude tienden a reincidir, se hacen seguimientos periódicos y se actúa según lo mencionado en el párrafo anterior.

Fuente: El Diario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.