Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Faltan las verduras de hoja y ya anuncian subas en los precios.

0

images (7)

El cordón hortícola de la región sigue sufriendo las consecuencias del clima. A las intensas lluvias y el granizo que sucedieron en la zona a mediados de diciembre, se sumó un verano que se caracterizó por una cruenta sequía, que afectó considerablemente los cultivos.
En este marco, los productores cosecharon esta semana prácticamente lo último que quedaba de verduras de hoja. “Durante estos días se empezó a sentir el efecto de la sequía; como hubo muchos días sin lluvias en enero y principios de febrero se está notando la escasez de lechuga, acelga, espinaca y repollo”, contó a UNO Mauro Müller, gerente del mercado concentrador El Charrúa.
“Los quinteros nos trajeron lo que cosecharon y nos avisaron que era lo último que tenían, y que por ahora se corta la producción en este tipo de verduras hasta que las plantas alcancen el tamaño en que se las pueda cortar. Es un crecimiento lento”, añadió, a la vez que explicó: “Cuando aparecen estas producciones baja el precio, pero después se siente el vaivén debido a la faltante. En estos momentos ya se siente escasez de repollo y esto hizo que aumentara”.

 

“Lo que sí se consigue como alternativa y a buen precio es la achicoria”, aseguró Müller.

 

 

“Lluvia bendita”
Mario Bevilaqua, presidente de la Asociación de Productores Hortícolas de Paraná, indicó a UNO: “Con esta lluvia bendita que tuvimos hace unos días hubo un alivio sustancial para las huertas. La estábamos esperando hace un mes”. En este sentido, explicó: “El sector hortícola es muy delicado y nuestra producción está condicionada por el clima. Venimos de un período de sequía, pero en diciembre padecimos las intensas lluvias y las piedras, que nos destruyeron gran cantidad de sembrados”. Según sus estimaciones, gracias a las últimas precipitaciones se podrá cosechar lechuga, acelga y otras verduras de hoja verde en 20 o 25 días. “Recién ahí va a haber un stock importante”, recalcó.

 

 

En las verdulerías
Por ahora, en las verdulerías todavía se encuentra este tipo de mercadería. “La lechuga se puede conseguir a 12 pesos la común y a 25 la mantecosa. La acelga está alrededor de 8 pesos y la achicoria oscila entre los 5 y los 7 pesos”, contó Pablo, propietario de un comercio del rubro de calle Perú.

Por último, comentó que “el repollo está caro, a 10 pesos el kilo”.

 

Las cifras
12 Pesos está ahora el kilogramo de la lechuga común y 25 la mantecosa. El atado de acelga cuesta 8 y el repollo 10 pesos el kilogramo.

 

25 Son los días que demandará el recupero en los cultivos de verduras de hoja gracias a las últimas lluvias.

 

6 Pesos es el precio en que se consigue un kilo de manzanas. Hay variedades que cuestan 18, según la calidad y la procedencia.

 

 

Los cultivos, supeditados por distintos fenómenos climáticos
Los productores hortícolas saben que el verano, por lo general, es una época donde deben estar preparados y disponer de recursos para garantizar el riego artificial. Quienes planifican la siembra conocen esta situación y extreman los cuidados para que el cultivo no se vea afectado por los intensos calores que, sumados al viento y la falta de agua, agravan el problema.

 

Sin embargo muchas veces no alcanzan. Mario Bevilaqua señaló a UNO: “Es verdad que frente a la sequía tenemos la opción del riego, pero muchas veces esto no es suficiente para garantizar una buena producción, ya que aparecen otros problemas, como los insectos que atacan los cultivos y que sin lluvias no se los puede combatir”. Asimismo, comentó: “Si no llueve también se hace difícil preparar la tierra para seguir sembrando. Son muchas las cosas que nos afectan a los productores”.

 

Pero no solo la temporada estival puede perjudicar las cosechas. También el invierno trae inconvenientes que pueden ocasionar importantes pérdidas: “El año pasado se dio un fenómeno meteorológico que los productores llaman ‘helada negra’, donde no se ve la escarcha al otro día, pero durante la noche quema las plantas. En el caso del citrus ocurrió esto, y se trata de plantas que demandan mucho tiempo para volver a crecer”, dijo Mauro Müller.

 

“Es por eso que seguramente este año va a notarse una merma en la cosecha de naranjas, mandarinas y demás cítricos. Lo que se consigue ahora no es de buena calidad, tiene poco jugo. Dentro de un mes seguramente aparecerá una mejor mercadería, pero será poca”, aseveró.

 

Las frutas que hay en el mercado entran en su período de transición y las típicas de la época calurosa se ven menos, como sandía, melón, ciruelas, duraznos y uvas. “Sí hay buenas manzanas y bananas y a muy buenos precios”, concluyó.

 

Fuente: Uno

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.