Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Firmaron los contratos para construir la planta de residuos de Paraná.

0

b_1362087284

La obra permitirá terminar con la problemática de la basura en el Volcadero.

El acto de la firma de ambos contratos se concretó este jueves en la sede del municipio de Paraná y contó con la presencia del vicegobernador, José Cáceres, legisladores, concejales, funcionarios provinciales y municipales, intendentes, presidentes de vecinales de la zona del Volcadero, representantes de ONG, referentes sociales y vecinos.

Los trabajos, que darán solución definitiva a un problema de décadas, se realizan en el marco del Programa de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos en Municipios Turísticos, que lleva adelante la secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

CODO A CODO

“Agradezco a Paraná por la confianza, lo que nos permite trabajar juntos. Acompañamos en esto como en muchas otras cosas. Todo lo que hacemos lo hacemos juntos, con la Nación, la provincia y el municipio. Somos parte de una misma cosa, como nunca sucedió en Paraná. La suerte y el éxito de la ciudad, de la provincia y de la Nación va de la mano. Acá no hay compartimentos estancos ni los habrá”, aseguró Urribarri.

Recordó la tarea de saneamiento y de relleno realizada con la Dirección Provincial de Vialidad en el Volcadero, y apuntó que esta otra acción es complemento de eso. “Por eso estamos acá, tras la invitación que nos hizo la intendenta, para decirles que hay un gobernador, un vicegobernador y funcionarios que están codo a codo todos los días, como hacemos con todos los municipios, trabajando para que Paraná sea el orgullo de todos los entrerrianos como capital de la provincia”, expresó el mandatario.

Por otro lado, el gobernador hizo referencia al acto previo realizado en la Casa de Gobierno, por el llamado a licitación para la perforación termal en Paraná, y anunció Urribarri que eso se complementará con la decisión de construir, a través del sector privado, un parque acuático que potenciará la oferta turística de Paraná. “Esto significará un antes y un después porque se dará una vuelta a la oferta turística y permitirá que la costa de Paraná sea tan atractiva como es la costa del Uruguay”, dijo Urribarri.

UNA SEÑAL

La jefa comunal de Paraná Blanca Osuna, en tanto, dijo que “hoy se firma un contrato importantísimo para la ciudad de Paraná”. Aseguró que para la gestión municipal y provincial es muy importante que Paraná avance en la solución de residuos urbanos, pero aseguró que esto va más allá y significa “una señal de que es posible intervenir en ese Volcadero que nos avergonzó durante años y que ahora vamos a sanear”, indicó Osuna.

Reiteró que esto se hace de la mano de los vecinos de Paraná y sobre todo de quienes tienen como herramienta el trabajo con la basura. “Hacer esto de manera conjunta es clave”, dijo la intendenta y explicó en detalle las características de la obra.

Apuntó que en la tarea no sólo intervendrán trabajadores municipales sino también los vecinos organizados en cooperativa, quienes hasta hoy “han estado a la buena de Dios en el Volcadero, desorganizados y de algún modo sufriendo, pero que quieren mejorar”. Enseguida aclaró que estos “mantendrán su fuente de ingreso”.

Finalmente, indicó que también se continuará trabajando con los niños y los jóvenes, de manera conjunta con el Consejo de Educación, para “crear una conciencia cada vez más fuerte y sólida para que todos asumamos y nos hagamos cargo del destino de los residuos”, y apuntó que actualmente Paraná genera 300 toneladas diarias de basura.

VECINALISTAS

El presidente de la vecinal del barrio San Martín, Roberto Gómez, destacó la importancia de la planta. “Nos interesa la planta, esto es lo mejor. Yo hace 17 años que vivo en el barrio y mi hija vivía internada por el tema del humo”, indicó el vecinalista.

En tanto, Julio Bellan, integrante de una de las ONG del barrio San Martín, también se mostró satisfecho con esta obra. “Estamos haciendo un trabajo social en el barrio. Tenemos un proyecto cartonero en cooperativa y apoyamos esta obra”, indicó el vecino.

DETALLES

La obra del galpón fue adjudicada a la empresa local Antolin Fernández, cuyo presupuesto es de 6.074.385 pesos; y la compra de la cinta transportadora para la clasificación a la firma Desarrollo Industrial SA (Deisa) de Rafaela, por un monto de 3.938.000 pesos. Además de la adquisición de la maquinaria está contemplado que la compañía realice la puesta a punto, el asesoramiento, la capacitación de los operarios y una visita anual de control. Las instalaciones se prevé que estén concretadas en los próximos seis meses.

La firma de los contratos con sendas empresas dará paso al montaje y puesta en funcionamiento de la Planta de Clasificación y Transferencia de residuos sólidos urbanos de Paraná, que se enmarca en el plan de gestión integral que comprende todo un proceso en torno a la basura.

Todo ello permitirá realizar la separación del material que puede ser utilizado para el reciclaje, terminando con el basural a cielo abierto en el Volcadero y la problemática de larga data por el humo que ello genera.

Se avanza así en la solución de fondo del problema, brindando mejores condiciones de trabajo para quienes realizan la clasificación, hasta ahora en condiciones de precariedad, tanto desde el punto de vista sanitario como en la organización laboral.

El galpón de operaciones que se construirá es de tipo industrial y se erigirá en un terreno contiguo al Volcadero. El predio está ubicado entre las calles República de Siria, Base Primavera y Ameghino y corresponde a la jurisdicción de la Unidad Municipal número 2.

Las dimensiones serán de 75 metros de largo por 30 de ancho. Bajo su techo se alojará la cinta transportadora en la que se separarán los residuos.

El mecanismo de selección contará con una tolva de alimentación que permitirá regular la carga mediante palas cargadoras frontales. El transportador será de cadena y contará con un mando de velocidad variable para ajustar el caudal de residuos. La cinta de preselección posee seis bocas de descarga para la separación de elementos de gran tamaño como cartones y carcasas en forma previa a la apertura mecanizada de las bolsas y la separación de la fracción fina (mayoritariamente orgánicos) de la fracción gruesa (mayoritariamente inorgánicos). También habrá un separador magnético para retener los materiales ferrosos.

 

Fuente: Entre Ríos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.