Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

HABRÍAN IDENTIFICADO A LOS LADRONES DE LOS EDIFICIOS DEL CENTRO PARANAENSE.

0

 

 

 

 

 

 

 

¿Cómo pueden saber algunos ladrones que en dos determinados departamentos de un edificio céntrico en una determinada hora no se encuentran los dueños?, seguramente por la colaboración de alguna persona cercana a la familia o que trabaja en el lugar. No hay otra posibilidad de que los delincuentes puedan adivinar esta situación.

Esto es lo que está investigando la Policía de Paraná, luego de que el domingo a la siesta dos departamentos del edificio ubicado en Libertad al 58 de Paraná fueran visitados por delincuentes.

Los mismos abrieron la puerta del ingreso con una llave, y luego en el interior subieron hasta el cuarto piso y con movimientos seguros y tranquilos, barretearon las puertas de los dos departamentos, donde casualmente no había nadie.

Los malvivientes fueron hasta el ropero y otros lugares claves de las dependencias internas, donde encontraron sin revolver mucho tiempo dinero en efectivo y joyas de oro.

En el primer departamento sacaron cerca de 30.000 pesos en efectivo y una suma similar en alhajas. La propiedad, perteneciente a un ex funcionario de la última gestión de Sergio Montiel fue la primera víctima. El dueño, que fue una de las principales caras de la tarjeta Sidecreer, denunció el hecho con posterioridad en la comisaría primera.

Sin embargo, en la Policía se recibió una segunda denuncia. El dueño del segundo departamento asaltado es el esposo de una funcionaria que cumple tareas en el primer piso de la Casa de Gobierno. La familia también sufrió el golpe en el que se llevaron cerca de 10.000 pesos en efectivo, pequeños electrodomésticos y joyas.

La causa judicial que se lleva adelante en el juzgado de Elisa Zilli avanzó al punto tal que en las últimas horas de ayer, el personal policial de la División Investigaciones de la jefatura de Paraná obtuvo pruebas científicas que llegaron a determinar dos nombres concretos.

El trabajo de la Dirección Criminalística permitió levantar rastros y huellas que orientaron a los investigadores a dos conocidos delincuentes “especializados” en el ingreso a propiedades ajenas.

De la primaria investigación que llevará a procedimientos inminentes, también quedaron en la mira de la causa una empleada doméstica que podría tener contactos con uno de los sospechosos, y habría sido la que no solo dio los datos claves para los robos, sino también la copia de una llave de la puerta de ingreso.

Por esta modalidad delictiva, desde la Policía se recordó a los consorcistas que deberían ajustar los controles internos para evitar los atracos. Se recomendó instalar en el ingreso algún sistema de cámaras de seguridad que podría permitir visualizar el ingreso y egreso de personas, como también no dejar abierta las puertas de ingreso.

Por estos excesos de confianza es que se produjeron los robos en edificios que parecían para muchos inexpugnables.

 

Fuentes: El Diario.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.