Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

«Hay ciudades donde para ser político tenés que tener un apellido. Y para ser integrante del Poder Judicial, tener otro»

0

El presidente del Superior Tribunal de Justicia, Emilio Castrillón, criticó en duros términos la injerencia de la política en el Poder Judicial, y cuestionó que existan gran cantidad de «suplentes acólitos» en Fiscalías y Defensorías

«Si el 80% de las Fiscalías, y el 85% de las Defensorías, tienen personal suplente, algún problema hay, o están para devolver favores», disparó. 

En ese marco, no tuvo reparos en señalar que «hay ciudades, como Concordia, donde para ser político tenés que tener un apellido. Y para ser integrante del Poder Judicial, tener otro». 

Interrogado acerca de la actuación de la fiscal Cecilia Goyeneche en torno a la causa de los contratos en la Legislatura, expresó: «No lo sé, porque no leí la causa», pero resaltó: «No pueden tener siete meses el pliego de un fiscal de La Paz, cajoneado, para tener un suplente acólito o mantener el poder político dentro del Poder Judicial. Necesitamos un Poder Judicial independiente. Para eso estoy. Y si me llevan puesto, me llevan puesto«.

«Yo defiendo a muerte al Poder Judicial», afirmó Castrillón y continuó: «Por los mismos hechos que a uno le den probation, a otro dos años en un abreviado, y a otro ocho años, me pone mal, porque es el Poder que yo elegí para estar. Y no es nada contra nadie», remarcó Castrillón. 

En ese contexto, el titular del STJ pidió fijarse «el nombre de los fiscales, a lo largo y ancho de la provincia. Quienes están fijos, y quienes están suplentes como partícipes de operaciones políticas. Se podría, por ejemplo, nombrar a los que rindieron y salieron segundos o terceros. Esa incoherencia es la que causa un poquito de escozor. No digo que nadie sea malo, pero hay cargos que necesitan más experiencia«. 
«Hace muchos años, en el gobierno de Jorge Busti, dicen que algún sector de apoderó de las decisiones del Poder Judicial, que luego se calmó, y luego, revivieron. Solo basta con mirar las relaciones. Los que iniciaron esto, o sus herederos, continúan. Nadie viene de un repollo», expresó. 

Y fue más allá: «hay muchos jueces que son buenos. Pero vos ves el 80 por ciento de cargos en Fiscalías sin concursar, en Defensorías el 85%. Entonces, algún problema hay o cambian favores», recalcó a radio La Voz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.