Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

«He matado a mi chica… Que Dios me lleve», dijo Pistorius.

0

pistorius.jpg_869080375

Una llamada desesperada comprometería seriamente al atleta Oscar Pistorius, acusado de asesinar a su novia tras propinarle cuatro disparos.

 

«Ha ocurrido un accidente terrible. Mi chica… he matado a mi chica… que Dios me lleve», le dijo el atleta sudafricano a su mejor amigo, Justin Divaris, momentos después de haberle disparado a su novia, la modelo y conductora de televisión Reeva Steenkamp.
Fue el propio Divaris quien reveló la charla al diario sudafricano Sunday People, aunque sostuvo que fue una conversación «incoherente», según consignó el periódico español El Mundo.
El mejor amigo del atleta paralímpico se desesperó tras la llamada y se trasladó hasta la casa de Pistorius, donde ya se encontraba la Policía.
«Oscar estaba detenido en el garaje, pero me dejaron entrar a hablar con él. Estuve con él diez minutos, y le pregunté qué había sucedido, pero no podía responder y siguió repitiendo lo mismo», dijo.
«Era una buena amiga mía también y la mejor amiga de mi novia. No entiendo qué pasó exactamente, pero la verdad saldrá a la luz», concluyó el amigo de Pistorius, quien afirmó que aún no se explica qué sucedió.
El hallazgo de un bate de cricket manchado con sangre en la casa del acusado de la muerte de su novia complicó aún más su situación.
El atleta, en tanto, ha cancelado todas sus carreras de los próximos meses para poder concentrarse en su defensa contra una acusación de asesinato, expresó su representante.
«He decidido que obedeciendo a estos sucesos trágicos no tenemos otra opción sino cancelar todas las carreras futuras para las que Oscar Pistorius había sido contratado para competir», dijo Peet van Zyl, en un comunicado difundido a última hora del domingo.
Las carreras canceladas incluyen dos en Australia y una en Brasil en marzo, una en Estados Unidos en abril y una en Reino Unido en mayo.
Pistorius, que sufrió una doble amputación, se convirtió en una de las figuras más reconocidas del mundo del atletismo el año pasado cuando llegó a las semifinales de los 400 metros de los Juegos Olímpicos de Londres.
Nació sin peroné en ambas piernas y sufrió una doble amputación cuando era un bebé de 11 meses. Corriendo con sus prótesis de fibra de carbono de alta tecnología estableció récords mundiales paralímpicos y después corrió con deportistas no discapacitados al más alto nivel.
Fuente: Uno

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.