Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Hoy comienza la campaña anual contra los mosquitos.

0

 

 

 

 

 

 

La planificación de la Campaña Anual Contra Mosquitos temporada 2012 -2013, se orienta principalmente al control de la especie Culex sp., o mosquito común de las casas, y en tareas de apoyatura en el control focal o localizado de la especie Aedes aegypti, vector del dengue, colaborando con las acciones desarrolladas y coordinadas por el área de Salud Municipal y Provincial.

De acuerdo a un detalle técnico de la Secretaría de Medio Ambiente, las evaluaciones realizadas en el año 1991, por técnicos de la Escuela Superior de Sanidad Ramón Carrillo, dependiente de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), determinaron que la especie predominante en nuestra ciudad, es el mosquito Culex pipiens quinquefasciatus (orden: díptera, familia: culicidae, genero: culex, especie: pipiens quinquefasciatus), datos corroborados a principios del año 2006, por los ultimos monitoreos realizados por personal del Ministerio de Salud de la Nación – Dirección Nacional de Epidemiología.

Sobre esta base de información científica, se diseño y planificó la campaña anual contra mosquito, que desarrolla la Secretaria de Medio Ambiente municipal, en tareas que se basan en el control de este insecto, con características muy particulares de hábitat, autonomía de vuelo, horarios de picada, etc. Y principalmente es transmisora de patologías de riesgo.

Este año, a diferencia que el año 2010, determina condiciones climáticas favorables para el vector, y esto se debe a la inexistencia de sequía y que ofrecen criaderos a las hembras para el desove. Se estima que, para fines de setiembre, la elevación de las temperaturas y lluvias, lo que hace prever una alta densidad en verano hace indispensable contar tempranamente con los elementos para el control de larvas y de adulto y fundamentalmente profundizar las acciones de descacharrizado y limpieza, en un trabajo profundo con los vecinos y asociaciones civiles sin fines de lucro.

Propuestas de trabajo

La campaña está dirigida al control del Mosquito Culex pipiens y Culex pipiens quinquefasciatus o mosquito común de las casas. Sin embargo esto demanda una adecuada preparación y capacitación para conocer y colaborar en todo lo referente al control focal o localizado, monitoreo y vigilancia del Aedes aegypti, tarea a cargo de la Secretaria de Salud Municipal.

En el inicio de la planificación de la Campaña Anual Contra Mosquitos (Culex sp), el primer y principal punto es la definición del objetivo general y de las prioridades dentro de este objetivo general. Su determinación marca la intensidad de la campaña, su duración y costo.

El trabajo apunta a mantener durante la época estival infestaciones tolerables en toda la ciudad, principalmente en zonas turísticas y barrios periféricos, de la especie Culex sp. Minimizar, por un lado, el riesgo de la aparición de casos de Dengue, mediante controles focales del mosquito Aedes aegypti y, por otro, la aplicación de insecticidas químicos sin bajar la eficiencia y llegar a los vecinos con otras acciones sociales (alternativa posible).

La Campaña Anual Contra Mosquitos se ejecutará en un Programa de Manejo o Control Integrado de Mosquitos, este deberá estar integrado por seis aspectos o conceptos fundamentales y que se basan en la teoría general de Manejo Integrado de Plagas, la que sin dudas es más amplia y considera otros aspectos de la campaña y las posibilidades operativas de la Municipalidad.

Etapas de la Campaña 

En esta instancia se consideran: el diagnóstico de situación, saneamiento y ordenamiento del medio, la difusión y educación, capacitación del personal y la evaluación de las acciones.

En el primero de los puntos, se parte de un diagnóstico de situación donde constan la determinación de las especies, problemas, los puntos críticos para criaderos y otros aspectos que se irán sumando al diagnóstico, vinculados con reclamos y reuniones con vecinales durante la campaña. Esto, lógicamente, determinará que el diagnóstico se vaya modificando dotándolo de un carácter dinámico, a partir del aporte de esta nueva información. A esta tarea se suman los controles focales contra Aedes aegypti, que a fines de febrero y marzo de 2013, seguramente necesitarán de mucha atención.

Articulación estatal 

En lo que refiere al saneamiento y ordenamiento del medio, se trata de una herramienta fundamental para minimizar la aplicación de insecticidas y asegurar el cumplimiento de los objetivos. En esta instancia, se deben considerar los esfuerzos de las distintas áreas municipales encargadas de la limpieza y el desmalezado, a través de acciones para la destrucción de criaderos (descacharrizado los fondos de los domicilios, mejorando drenajes naturales y artificiales) y la disminución de refugios (desmalezado de áreas verdes) y la coordinación de las acciones de aspersión con insecticidas para el control de mosquito adulto, aumentar la eficiencia y con ello disminuir la aplicación de insecticidas por área tratada.

Se considera importante la participación de programas con escuelas y vecinales, haciendo hincapié en la eliminación de criaderos domiciliario (tachos, piletines, floreros, etc) y peridomiciliarios (drenaje de cunetas, charcos pequeños, etc), para los cual las áreas de extensión deberán redoblar sus esfuerzos.

Es necesario destacar que, sin una adecuada tarea de descacharrizado, limpieza y desmalezado, las acciones de control biológico y químico no tendrán el resultado esperado. Mediante aplicaciones espaciales o aplicación de larvicida en la vía pública, no puede controlarse la cantidad de criaderos existentes dentro de los domicilios de los vecinos y en este aspecto, el trabajo con el vecino es indispensable, entendiendo que sin criaderos no hay larvas y con ellas no hay mosquitos.

En difusión y educación, lo que es primordial es que la comunidad conozca las acciones que se están desarrollando y aporten, dentro de sus posibilidades, colaboración en las tareas de saneamiento básicas (coordinar la limpieza de fondos y baldíos) y en informar la potencial existencia de criaderos de larvas de mosquitos.

Resulta prioritario potenciar la colaboración y aumentar el compromiso de los vecinos. Se requiere la realización de charlas de difusión y divulgación a cargo del área de extensión, no solo de las acciones a desarrollar, sino también informativa sobre el mosquito su biología, lugares de cría, hábitos, y demás datos de interés. Los principales lugares a donde apuntan estas acciones son las escuelas y las vecinales. Respecto de la capacidad del personal, una adecuada difusión es la única herramienta que asegura una maximización de los recaudos y con ello una mayor probabilidad de éxito. El personal debe involucrarse en el programa y conocerlo, reforzando sus conocimientos sobre la plaga a controlar. Además gracias a esta capacitación, cumplen funciones de multiplicadores de las acciones de prevención, monitoreo y control.

Cabe señalar que la Secretaria de Medio Ambiente de Paraná, cada año, antes de iniciar la Campaña Anual, refuerza los conceptos sobre biología del vector, herramientas de control, insecticidas, seguridad y demás datos de experiencias anteriores, que ayuden a mejorar los resultados de la tarea.

En la etapa de planificación de las acciones de control, la misma se basa en dos acciones: el control de larvas y el control del mosquito adulto.

Detalles 

La primera etapa y fundamental (control de larvas), es la detección de criaderos, los que se desarrollan en zonas de agua estancadas, cunetas, de poco escurrimientos, recipientes abandonados, charcos. Una vez detectadas las zonas de mayor aporte, se realiza el control con productos biológicos a base de bacilo (Basilus turingiensis variedad israelensis serotipo H- 14), este producto formulado con esporas de la mencionada bacteria y cristales de endotoxinas, producidas por ellas en su proceso de esporulación; actúa al ser ingerido por las larvas de mosquitos y jejenes y no afecta a la vida acuática, peces, animales de sangre caliente, ni al hombre.

El larvicida biológico se aplicará en forma terrestre. Se estima un consumo de 300 litros de larvicida biológico. El tratamiento se realiza con equipos manuales de aplicación a cargo del personal de la Subdirección de Saneamiento, y bajo la supervisión de capataces y jefes del área.

Para el control del mosquito adulto, las tareas se realizarán en forma terrestre, utilizando productos aprobados para su uso en salud pública y, básicamente, los principios activos a utilizar son piretroides a base de deltametrina, permetrina u otro principio activo similar, productos de poder residual, buena eficacia, baja toxicidad y un alto coeficiente de seguridad para su manipulación. Se aplicarán en dosis a efectos de lograr una residualidad aceptable y en función de las condiciones climáticas reinantes. También se anexará un producto de poder de volteo, a base de mezclas de piretroides, obteniendo de este modo un mejor efecto, más rápido y detectable en forma inmediata.

 

Fuente: Uno

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.