Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Hubo anegamientos en viviendas y calles debido a las lluvias.

0

Defensa Civil recibió más de 300 pedidos de ayuda desde de las zonas más bajas de la ciudad. Si bien se atendió con diferentes acciones a la población afectada, no fueron necesarias las evacuaciones. En la primera hora, cayeron 30 milímetros, y hacia fin de la tarde de ayer se contabilizaron 48 mm. Esto provocó el anegamiento de varias calles y avenidas.

o_1383370626

Ayer, pasada las 7, en coincidencia con el horario de entrada a la administración pública, comercios, industrias y escuelas, la lluvia se descargó con toda su furia sobre la ciudad. Desde las 6, el agua se acumuló sobre las calles y dificultó el tránsito vehicular y peatonal. En la primera hora, cayeron 30 milímetros, y ya al fin de la tarde, la Dirección de Hidráulica provincial registraba un total de 48 milímetros en Paraná. Los datos oficiales que difundió la Municipalidad, en tanto, fue que desde la madrugada de ayer hasta las 9 de la mañana cayeron “55 milímetros”.
Una de las principales arterias anegadas de la ciudad fue avenida Almafuerte entre Caputto y Maya, donde por un momento la circulación debió ser prácticamente suspendida.
Desde Defensa Civil comunal recibieron pedidos de ayuda para socorrer a los ciudadanos que sufrieron anegamientos en sus viviendas. Los habitantes de las zonas bajas de la ciudad realizaron más de 300 llamadas al número de teléfono 103. Los barrios más afectados fueron Capibá, Toma Nueva, Arenales, 20 de Junio y Las Flores. De todos modos, “en ningún caso fue necesario recurrir a las evacuaciones”, dijo a EL DIARIO el director de la entidad, Juan Villaverde.
Las 30 personas afectadas a la dependencia se dedicaron, entre otras tareas, a reponer las chapas ante los inconvenientes sufridos en techos precarios. A su vez, realizaron trabajos con una retroexcavadora y bombas de achique.
El secretario de Planificación, Guillermo Federik, expresó que “los problemas que se suscitaron han sido puntuales y en muy pocos barrios, como habitualmente pasa en sectores muy bajos donde fluye el agua de escurrimiento”.
Coordinación. Si bien los arroyos aumentaron notablemente su caudal, no llegó al punto de afectar a las poblaciones ribereñas.
Al mismo tiempo, al no registrarse fuertes ráfagas de viento ni granizo no fue necesario una atención intensiva a los afectados. De todos modos, por la tarde de ayer, desde las áreas de Desarrollo Social del Municipio y la Provincial se entregaron colchones, frazadas e indumentaria a las familias más perjudicadas.
En las tareas emprendidas participaron la Secretaría de Desarrollo Social, las Unidades Municipales, las áreas de Saneamiento, Alumbrado Público, Unidad Ejecutora Vial, Defensa Civil y la Subsecretaría de Salud del Municipio. Del mismo modo, participaron la II Brigada Aérea y la II Brigada de Caballería Blindada; Defensa Civil de la Provincia; la Policía y la Empresa de Energía de Entre Ríos SA.
Frente a las condiciones climáticas registradas, la principal recomendación fue mantener los desagües limpios y no arrojar basura ya que tapa las bocas de tormenta y dificulta el drenaje de los arroyos.
Antes de la lluvia, desde el municipio se previó el trabajo a realizar frente al alerta emitido por el Servicio Meteorológico Nacional. Así es que la intendenta, Blanca Osuna, mantuvo un encuentro con el secretario de Desarrollo Social, Fernando Báez, el director de Defensa Civil, Juan Villaverde y los responsables de las cuatro unidades municipales. En la reunión, se diagramó el plan que incluyó la movilización de vehículos y la coordinación en el uso de herramientas como grupos electrógenos, bombas extractoras, motosierras y palas.

Socavón en el Parque
La lluvia también afectó la obra de refacción la barranca del Patito Sirirí. El agua provocó socavones en diferentes lugares debido a que el terreno todavía no está firme, a pesar de los drenajes y los muros levantados.
Esta situación, a su vez, afectó a la hidrosiembra que se realizó el miércoles y se estaba realizando en el lugar con el objetivo de controlar la erosión superficial. Lo aplicado sobre las terrazas y taludes construidos es una mezcla de color verde turquesa compuesta por fibras, semillas, pegamentos orgánicos y sintéticos. Su función es evitar que el impacto de la lluvia desintegre la tierra. De todas maneras, el agua caída fue mucho más de lo que pudieron tolerar los trabajos estructurales realizados con anterioridad a la aplicación de la capa de reflejos fosforescentes. Así las cosas, la acción realizada por la empresa cordobesa Hidrocésped deberá concluirse más adelante cuando el terreno sea reacomodado.
Estas obras son parte del Plan de Acción Paraná del Bicentenario que se lleva adelante en el borde costero. El proyecto de estabilización de las barrancas adjudicado a la firma Hosifa SA, tiene un presupuesto total de $4.551.031,09.

En pocas horas, más de la mitad del promedio mensual 
Aunque aún no se adelantaron informes de cómo se comportará noviembre en cuanto a las condiciones climáticas, lo cierto es que el inicio del mes fue pasado por agua.
En algunas regiones de la provincia, la lluvia registrada hasta el mediodía de ayer, había superado la media mensual de precipitaciones, como fue el caso de Victoria, la localidad en la que más agua cayó desde la madrugada de ayer y, de acuerdo al pronóstico extendido, esas mismas condiciones se mantendrían hasta hoy a la tarde.
En este caso, en Victoria cayeron 85,6 milímetros, según se informó a EL DIARIO, desde la Dirección de Hidráulica de la Provincia.
Si bien el parte mensual aún no fue remitido por el Servicio Meteorológico Nacional o el Instituto Nacional del Agua, noviembre que no se presenta con “muchas lluvias”. Los registros estarían con niveles levemente inferiores a los normales. “Lo que nosotros podemos observar es que noviembre, en cuanto a lluvias, tendrá niveles normales. Igual en esta región, los meses de más lluvias son abril y octubre y en noviembre se mantiene en los niveles normales”, explicó en diálogo con EL DIARIO, Oscar Duarte, de la Dirección de Hidráulica de Entre Ríos.
Atípica.Si bien noviembre tendrá “precipitaciones normales”, lo cierto es que el primero de este mes se presentó con un fuerte temporal, que en pocas horas, superó la media mensual de agua caída. A modo de dato, sólo ayer, cayó más de la mitad del nivel mensual. La media de precipitaciones de noviembre en Entre Ríos es de 116 a 130 milímetros. Octubre, que siempre se consideró el mes más lluvioso, registró 70,75 milímetros.
“Veníamos de un mes seco, como fue octubre, que registró 40 milímetros menos de agua que el año anterior, cuya media es de entre 120 a 140 milímetros, por eso se nota la primera lluvia del mes de noviembre, que fue atípica y poco uniforme”, acotó Duarte.
Recién el domingo, si se cumple con el pronóstico de mejoría en las condiciones climáticas, la Dirección de Hidráulica tendrá un panorama completo de la cantidad de agua caída.
Panorama. “En las zonas más afectadas, sin dudas, que el agua caída en pocas horas, ya superaron los niveles de precipitaciones mensuales”, aseguró Duarte.
En ese sentido, de acuerdo a los registros del organismo en su página en Internet, hasta las últimas horas de la tarde de ayer, en Viale llovió 75,4 milímetros; Crespo 0,3 mm; en Bovril 68,8 mm; Larroque 64 mm; La Paz 33 mm; Feliciano 33,3 mm; San Salvador 43,2 mm; Villaguay 10,2 mm; Concordia 21,8 mm; Colón 14,6 mm; Concepción del Uruguay 27,9 mm; Basavilbaso 61,4 mm; Nogoyá 7,6 mm; Galarza 50 mm; Gualeguaychú 49,2; y Villa Paranacito 3,3 mm.
Igualmente en algunas zonas de Diamante y Nogoyá, por ejemplo, se indicó que las precipitaciones superaron los 100 milímetros. De acuerdo a los datos aportados por el director de Defensa Civil, Roberto Destri, el frente de tormenta se registró por la parte del centro oeste de la provincia, por lo que afectó Paraná, Victoria y Diamante. “En esa región se registraron precipitaciones que superaron los 190 milímetros”, afirmó el funcionario.

 

Fuente: El Diario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.