Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Internos de la Unidad Penal Nº 1 de Paraná, se destacan en la fabricación de muebles con métodos de producción industrial

0

El director general del Servicio Penitenciario, José Luis Mondragón, dio detalles de las actividades y dijo: “Se trata de un taller que dicta la División Industrial de la Unidad Penal 1 y en el que participan 15 internos alojados en dicha delegación penitenciaria. Allí, se producen muebles con métodos de producción en serie, respetando las normas de higiene, seguridad y organización industrial moderna”.

Dichas actividades son coordinadas por el oficial Subalcaide Víctor Montero. A su vez, cada taller cuenta con un maestro de oficio que se encarga de la capacitación de los internos y de la organización de la producción.

Detalles de las labores

A lo largo de dos meses, en taller de estructura y tapicería, se fabricaron 3000 esqueletos de taburetes estilo “puff”, productos que se comercializarán a empresa externa a la institución. Para los coordinadores de los talleres, “esto ha sido un verdadero récord en materia de producción, es el resultado de la aplicación de modernos métodos de producción industrial y administración de los recursos humanos con los se gestiona la producción en línea.

Destacaron además que lo que se intenta es “optimizar las condiciones de trabajo del interno, las cuales están al mismo nivel que las que tiene cualquier operario de una empresa modelo. En este sentido, cada interno trabaja una hora en una función y luego rota de puesto”.

Seguridad e Higiene

En materia de seguridad laboral, los talleres están debidamente equipados con carteles señalizadores, en tanto que las máquinas poseen todos los elementos necesarios para la protección del interno. De esta manera se logra equiparar la seguridad industrial en equilibrio con la seguridad penitenciaria. A su vez cada interno cuenta con ropa de trabajo adecuada, anteojos protectores y zapatos de seguridad industrial.

Producción de los muebles

La producción está organizada en tres secciones: el corte de la madera y el pre ensamblado, ensamblado y control de calidad.
Cada interno debe registrar lo que produce por día. Estas cifras se cargan en una base de datos y al final del mes, operarios y maestro evalúan, cuánto se produjo en el mes y como ha variado la producción con el tiempo. De esa manera se optimiza el rendimiento de cada interno-operario de acuerdo a la rotación, que cada uno necesite por el cansancio que le insume la tarea.

En este sentido, Modragón destacó: “Estos métodos aplicados a la producción son una iniciativa que brega por la dignificación y el aprendizaje del trabajo que desde la institución se les imparte a los internos. El mejoramiento de las condiciones y medioambiente del trabajo, permite la prevención de accidentes y enfermedades, en respeto pleno de los Derechos Humanos de cada individuo”.

“Se pretende generar desde la institución, un operario altamente capacitado en mano de obra y con calificación para la estructura de trabajo en línea de la industria moderna, elementos que le generarán amplias posibilidades laborales el camino de su futura reinserción en la sociedad”, concluyó el director general.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.