Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Jóvenes de Paraná ganaron las Olimpíadas Nacionales de Historia

0

Las Olimpíadas de Historia organizadas por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad Nacional del Litoral (UNL) se caracterizan por favorecer en los jóvenes el desarrollo de nuevas competencias, fomentar actitudes de indagación y espíritu crítico así como estimular la producción autónoma oral y escrita en temas y problemáticas de interés social.
Este año el tema central fue “Transformaciones en los procesos de trabajo en las sociedades capitalistas. Problemas y perspectivas” con la intención de que los jóvenes de todo el país se involucren con el tratamiento de una problemática vigente, en perspectiva histórica, recogiendo enfoques actualizados de una disciplina –como lo es la Historia– en diálogo con diversas ciencias sociales.
“La temática ha sido escogida por su relevancia en los tiempos presentes, a escala global, dados fenómenos tales como la creciente desigualdad social, el desempleo, la pérdida de derechos laborales, el empobrecimiento de la concepción y de las prácticas propias de la ciudadanía. Vinculado con la temática se enfatizará “la crisis de la sociedad del trabajo” y los cambios en las formas de la movilización social. Los contenidos específicos se detallan en los manuales para alumnos correspondientes a cada categoría”, rezaba la convocatoria.
Bajo estas premisas, las alumnas Magalí Díaz y Sofía Herrera, de la Escuela Secundaria Nº 34 Domingo F. Sarmiento, de Paraná, presentaron su trabajo denominado “Donde unos siembran desperdicios, ellos siembran su historia”, con la tutoría de su docente Nerina Alcoba.
Este certamen, vale explicar, tiene tres categorías A, B y D que son de estudio y una categoría C para trabajos de iniciación a la investigación. “En la categoría D participamos con alumnos del turno nocturno de esta Escuela Secundaria Nº 34 que representaron a la provincia y pasaron a la instancia nacional. Y con dos alumnas del turno mañana se presentó una propuesta de investigación que obtuvo el Primer Premio.
En esa categoría hubo 190 temáticas que debían estar enmarcadas en la propuesta de las Olimpíadas cuyo tema general era “Procesos productivos y movilidad social”. De esas temáticas sólo 84 fueron consideradas las más apropiadas, entre las que estaba nuestro trabajo y eso significaba que podíamos continuar con la investigación. Eso fue en junio. En septiembre tuvimos que presentar el trabajo final. Luego se seleccionaron seis investigaciones y para nosotros, ya el haber sido elegidas era motivo de orgullo”, comentó la profesora.
Luego debieron hacer la defensa y exposición de su escrito y como el nivel de las exposiciones de sus pares de otros lugares del país había sido muy bueno, se desanimaron y perdieron la fe. A la hora de la premiación, llegaron y se sentaron adelante para sacar fotos a los ganadores y se quedaron mudas cuando escucharon que su investigación había sido la merecedora del primer premio.
Desde el inicio de clases habían tenido la idea de “estudiar la sociedad del Volcadero, pero cuando vimos el video del grupo Semicumbia, que es de toda una familia del barrio San Martín, nos incentivó a enfocar la investigación en los adolescentes del barrio. El trabajo que hicimos es una visión de los jóvenes de ese barrio desde una perspectiva también de jóvenes”, señaló Alcoba.
“Quisimos saber cómo era la vida y proyectos de los chicos que viven en ese barrio”.
“Empezamos haciendo encuestas y entrevistas. Primero fuimos a visitar la Escuela Secundaria Nuestra Señora de Guadalupe, en horas de clase. Ellos nos contaron qué querían hacer al terminar la escuela, sus sueños”, comentó Sofía.
Al ser consultadas sobre las realidades con las que se encontraron, enseguida dijeron: “Tienen sueños y proyectos, como cualquiera. Nos gustó conocerlos, hablar de igual a igual con ellos”.
No obstante no dejaron de sorprenderles algunos detalles: “Nos contaron que en años anteriores, a sexto año llegaban 30 alumnos y esta vez son sólo 6”. Asimismo, “bajar hasta el Volcadero y ver esa realidad fue movilizador y nos hizo pensar mucho”, agregó Magalí.
Además, con esta experiencia y acercamiento a pibes de su misma edad pero de otro barrio, las jóvenes pudieron apreciar “que el cambio es posible a través de los propios adolescentes y el trabajo de voluntarios, instituciones como la escuela o la parroquia y otras ONG”. En ese sentido destacaron la oferta de talleres de música, cine, teatro, peluquería y carpintería que hay en barrio San Martín.
Impacto. Antes de hacer este trabajo escolar, una de las chicas, Magalí, sabía que al término de su secundaria, estudiaría la carrera de Bromatología. Ahora, cambió de idea y se anotará para cursar la Licenciatura en Trabajo Social. En cambio Sofía, reafirmó aún más sus ganas de ser abogada. Ambas manifestaron su voluntad e inquietud por involucrarse más con estas realidades sociales más desfavorecidas.
“Donde unos siembran desperdicios ellos cosechan su historia, precisamente se llama nuestro trabajo porque estos jóvenes viven, trabajan y se proyectan en ese lugar en el que otros depositan basura”, resaltaron.
Para poder encarar la propuesta además de acercarse al barrio y hacer charlas informales con chicos de su edad, las jóvenes entrevistaron a funcionarios de Desarrollo Social y Medio Ambiente de Paraná.
El premio conquistado generó impacto en sus propios compañeros que prometieron participar en próximas ediciones. “Nosotras ya estamos pensando en un tema posible para hacer un nuevo trabajo en 6º, el año que viene”, anticiparon aunque prefirieron dejar la incógnita en el aire.

Objetivos
Este tipo de certámenes organizados por la UNL buscan “promover una comprensión profunda de las problemáticas actuales del mundo del trabajo, del fenómeno del desempleo y las formas de la movilización social, que permita discutir planteos simplificadores y especialmente juicios de valor y actitudes desvalorizantes y/o discriminatorias”.

Historia local
En su trabajo las jóvenes hacen un análisis pormenorizado acerca del contexto del barrio San Martín en el que se encuentra el Volcadero Municipal, echando mano a diversas fuentes. “El basural nace en forma paralela a la inauguración del matadero de la ciudad en 1939, transformado en frigorífico en 1945. Éste desechaba los desperdicios de animales en un terreno baldío. A ese lugar concurrían personas buscando comida y al poco tiempo se fueron asentando, originando así un barrio conocido con el nombre folclórico de “Humito”, cuyo crecimiento generó una subdivisión en cuatro barrios… Como una ironía de la historia, el matadero-frigorífico que nació a fines de la década del ´30 que implicó el origen del Volcadero y el asentamiento de personas que encontraron allí su lugar de trabajo y subsistencia; terminó cerrando en la década del noventa, como consecuencia de la aplicación de políticas neoliberales, dejando un saldo de más de cien trabajadores sin empleo”, escribieron las estudiantes.

o_1384407824FOTO (1): Las alumnas Magalí Díaz y Sofía Herrera, junto a la docente Nerina Alcoba, orgullosas de haberse traído el primer premio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.