Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

La sorprendente revelación de la madre de Alex Vigo, el nuevo refuerzo de River

0

Alex Vigo se convirtió esta semana en el flamante nuevo refuerzo de River. El futbolista de 21 años llega desde una extensa carrera en Colón de Santa Fe, donde jugó desde chico, para unirse ahora al equipo dirigido por Marcelo Gallardo. Verónica, mamá del jugador, no pudo evitar transmitir todo el orgullo por su hijo y contó la conmovedora historia del lateral derecho.

Alex Gamaliel Vigo, nació el 28 de abril de 1999 en el barrio Colastiné Sur de donde nunca se mudó y hasta llegar a Buenos Aires convivió siempre con su mamá, su papá Jorge y sus hermanos Aixa -son mellizos-, Abril de 20 años y Uriel de 17.

Vigo tenía seis años cuando los profesores de la Universidad Nacional del Litoral lo vieron jugar en alpargatas en un partido de fútbol de una colonia de verano. Sorprendidos, se reunieron con Verónica y Jorge –el padre no biológico de Vigo- y les comentaron sus intenciones de llevarlo a jugar al equipo de la UNL.

“Jugaba descalzo o en alpargatas”, recordó su mamá y confesó entre risas: «Yo no lo dejaba jugar al fútbol porque era muy flaquito y tenía miedo que me lo quiebren”.

El padre biológico de Vigo abandonó a la familia poco antes que el futbolista naciera. En ese contexto, Verónica cumplió el rol de “mamá y papá” durante varios años: “Lo crié a la antigua. Cuando empezó esta profesión le dije ‘Alex, si vas a seguir esta carrera, hacelo derecho. No hubo salidas, joda, nada. Él en un momento me dijo ‘mi infancia la perdí’. Le respondí, ‘sí, pero vas a llegar lejos’”.

Durante su adolescencia, Vigo combinaba los entrenamientos con los estudios pero “nunca repitió, si le iba mal en la escuela no había fútbol. Los profesores de la UNL también apoyaban en eso y si les iba mal los mandaban al banco”, contó Verónica en Super Deportivo Radio.

A los ocho años Adrián “Chupete” Marini lo vio jugar en un torneo donde Vigo marcó dos goles y se lo llevó a Colón, donde el futbolista comenzó su carrera oficial y llegó a Primera.

Al momento de hablar de Vigo, no escatimó en halagos: “Es un chico humilde, de barrio. La humildad te lleva a todos lados, siempre le dije que mantuviera sus raíces y su crianza. No es mezquino, ayuda, como hijo es un orgullo, estoy muy agradecida”.

Y al respecto reveló: «Cuando Alex cobró el primer sueldo, vino y me lo contó y yo le dije ¡Cómprate lo que quieras! y él me dijo: ¡No, vamos al supermercado quiero que mi hermanos tengan la heladera llena«.

 

Llegar a River: un sueño cumplido

 

“Estoy muy agradecida de que Marcelo lo vio”, sostuvo Verónica sobre Gallardo y reveló que las comunicaciones entre River y Vigo comenzaron en enero hasta que finalmente pudo hablar con el DT.

«Las comunicaciones fueron con los representantes o el club, Gallardo lo llamó un día antes de que le confirmaran que era jugador de River”, reveló.

“Como madre, que se vaya, es triste y una alegría al vez. Lo último que me dijo antes de irse fue: ‘¡Mamá, me voy, es un sueño cumplido’. Lo mismo me había dicho cuando debutó en Colón«, confesó.

Estoy orgullosa de que Marcelo lo haya mirado. Con 21 años llegar a River es una alegría inmensa para todos«, sostuvo con respecto al arribo de Vigo al Millonario y agregó: “Estamos agradecidos con River y con Colón, que es su casa, lo vio crecer, lo formó”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.