Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Llovieron casi 45 mm y se debió asistir a 100 familias.

0

 

 

 

 

 

Ayer, entre las 9 y las 21, llovieron sobre Paraná 44,5 milímetros de agua, lo que causó distintos inconvenientes en la ciudad.

La precipitación sostenida desde la mañana, anegó las calles y provocó en algunas zonas el cubrimiento total de la calzada, ya que en un momento los desagües pluviales en Paraná no dieron abasto. La zona del Puente de Hierro, sobre calle Almafuerte, se transformó en una laguna por la cual era muy peligroso transitar ayer al mediodía.

Poco después de mediodía salió el sol, pero la claridad duró poco: al atardecer volvieron las nubes negras y los chaparrones.

Tanto llovió que hubo barrios en que la comuna debió evacuar vecinos, como en Los Arenales, donde la comuna reubicó en la casa de una vecina a una familia que no quería abandonar el vecindario para no dejar sus pertenencias a merced de posibles ladrones. Además, otros sectores tuvieron problemas de desbarrancamiento, como la zona de Ituzaingó y Florencio Sánchez, en barrio 33 Orientales, donde ya se había caído un puente a principios de agosto.

 

Asistencia. Ayer, Defensa Civil de la Municipalidad de Paraná asistió a 100 familias que fueron damnificadas por la lluvia, informó el titular del área, Juan Villaverde. Además, comentó que hay algunos problemas con árboles y que se intensificó la extracción de Agua en los Arenales, donde el panorama se complicó.

Con la lluvia, “hubo inconvenientes en la ciudad, por lo que desde Defensa Civil se asistió a 100 familias con colchones, frazadas y chapas”, dijo el funcionario, quien apuntó que cayó un árbol, se llovieron algunas casas y en Los Arenales se intensificó la acumulación de agua, ya que la lluvia de la semana pasada no terminó de drenar completamente.

En Los Arenales “se colocó una máquina más importante que la que estaba trabajando, porque la situación se agravó; el agua está prácticamente dentro de las casas ya que se filtra debajo de la arena, hace como una vertiente. No drenó del todo el agua de la lluvia pasada y la crecida del río complicó la situación”, indicó el director. Por esta cuestión, una familia compuesta por adultos y varios niños fueron acogidos por una vecina en su vivienda particular. No querían abandonar el barrio para no dejar sus pertenencias sin custodia.

Por otro lado, Villaverde recordó que hay 48 agentes de Defensa Civil que trabajan articuladamente con Desarrollo Social y organismos provinciales para asistir a las personas damnificadas por el temporal y atender contingencias que surgen por la tormenta.

 

Protesta por el puente en 33 Orientales

 

A principios de agosto, se desmoronó el puente que cruzaba por encima del Antoñico en barrio 33 Orientales, sobre la traza de calle Montevideo, y ayer se desmoronó otra parte. Los vecinos, en reclamo por mejoras de su situación, cortaron la calle en Florencio Sánchez e Ituzaingó, con quema de cubiertas.

En agosto, el desmoronamiento del puente “Las cuatro bocas” que cruza el arroyo Antoñico sobre calle Montevideo en el barrio 33 Orientales provocó la rotura de dos caños de agua de 250 milímetros y la interrupción del tránsito. A raíz de esto, debió detenerse el bombeo en el Centro Distribuidor Ejército, afectando la zona de San Agustín, Barrio Mercantil, Anacleto Medina, Puerto Viejo y Bajada Grande.

El secretario de Planificación, Infraestructura y Servicios de la Municipalidad de Paraná, Guillermo Federik, informó que el servicio de agua potable fue restituido con un by pass realizado a los tubos. En cuanto a la reparación de la conexión vial el funcionario dijo que “se encararía con recursos y personal propios, apenas las condiciones operativas lo permitan vamos a ejecutarlo”. Para realizar la reparación será necesario modificar algunas partidas ya que no estaba prevista la afectación de esos recursos.

 

 

AL MARGEN

Mal pronóstico. Para hoy martes, están pronosticadas probables lluvias para la mañana y nubosidad por la tarde, con una temperatura mínima de 10º y una máxima de 21º. Entre Ríos está dentro de la zona que abarca el alerta actual del Servicio Meteorológico Nacional, junto con Córdoba, Buenos Aires y Río Negro. Se trata de una alerta por vientos intensos del sector sur o sudoeste con ráfagas, que alcanzarán velocidades de entre 50 y 70 kilómetros por hora, y hay probabilidades de que haya ráfagas de hasta 100 km/h.

 

Fuente: El Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.