Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Los 50 años de Michael Jordan

0

 

Así de rápido pasa el tiempo. Ahora puedo bajar un cambio y recordar cuánto significa cada uno de mis recuerdos. Ahí es cuando me doy cuenta de que me estoy poniendo viejo.”

jordanEn plena mudanza de Chicago al sur de la Costa Este, Michael Jordan se encontró revisando sus tesoros, sus recuerdos como jugador. Es parte de un proceso de cambios en su vida. Se está por casar, está bajando de peso, cambió de ciudad después de casi 20 años y, lo más difícil para él, hoy cumple 50 años.
“Siempre pensé que iba a morir joven”, le dijo a Wright Thompson, un periodista estadounidense que escribe para ESPN. De alguna manera, eso le ocurrió una y otra vez. Porque antes y después de ser el mejor, el más exitoso y el más famoso basquetbolista del mundo, MJ murió de distintas maneras. Pero siempre revivió.
En el colegio secundario, en su segundo año, lo cortaron del equipo porque era bajito (1,77 metros). Lo usó para motivarse siempre. En la universidad, cuando ya había sido elegido dos veces como el mejor, se cargó de faltas en la final, en su último partido, y apenas anotó 13 puntos. Y perdió. Le pesó demasiado esa derrota, pero también terminó transformándose en algo positivo. La muerte de su padre en 1993 lo hizo retirarse del básquet y una parte de Michael murió con él. Su fracaso en el béisbol profesional y su juventud lo hicieron volver al básquet y recuperar lo que era de él. Un poquito de Jordan murió cuando pasó a ser el propietario de un equipo malo como Washington y después de otro peor como Charlotte.
Jordan ya no ve como cuando era joven. Hace un mes pesaba casi 20 kilos más que cuando jugaba y toda la adrenalina que tenía su vida en esa época ahora la trata de recuperar entre el golf, su trabajo y alguna mesa de cartas. Por eso desearía volver a jugar. ¿Puede un hombre de 50 años, aunque sea Su Majestad, dar entre diez y 30 años de margen de edad ante sus rivales? ¿Podría Jordan a los 50, marcar a Kobe Bryant, aunque tenga casi 35?
A él no le molestaría intentarlo. Por eso va al gimnasio todos los días y con la asistencia de un nutricionista, ya empezó a bajar kilos. Además, dijo que su prometida, Ivette Prieto –una modelo nacida en Cuba hace 33 años–, nunca lo vio jugar. Eso no debería alcanzar para un potencial regreso de MJ a las canchas, pero lo puede ayudar a él a mantenerse motivado.
EL MEJOR. Jordan fue el mejor. Terminó su carrera con un promedio de 30,1 puntos, lo más alto de la historia. Y eso fue apenas una de las cosas en las que fue el mejor. Fue el mejor de la historia en los playoffs por números, logros y jugadas recordadas. Fue el primero en hacer tantas cosas que no alcanza una página para contarlas. Cambió el básquet, ayudó a la difusión mundial de ese deporte. Estuvo junto a Bugs Bunny en una película que recaudó 230 millones de dólares sólo en concepto de venta de entradas. Juntó a varias marcas en su cuerpo. Tiene una marca propia. Es una marca.
Hoy es un tipo distinto. Vive los partidos de los Bobcats encerrado en una habitación para que no se vean sus reacciones cuando el peor equipo de la NBA vuelve a perder. No es tan bueno eligiendo jugadores como cuando los lideraba dentro de la cancha y hasta mostró en el último lockout su posición radical a favor de los propietarios de franquicias cuando se discutió el reparto de las ganancias. Y en contra de sus ex colegas.
Las cosas ya no le salen tan bien como antes. No es que le vaya mal. Su casa en venta cuesta 29 millones de dólares y tiene un jet privado pintado como si fuera una zapatilla de básquet. Es dueño de un equipo de básquet y se lo ve feliz con su enamorada. Además, según cuenta Michael Kidd-Gilchrist, uno de los novatos de su equipo, Jordan le ganó un uno contra uno hace poco. Pero algo le falta.
“Cómo me gustaría jugar ahora. Daría todo por volver y jugar un partido de básquet más.”
6
veces
fue MVP de las finales que jugó. Las ganó todas.
22
millones
de “Me gusta” tiene Jordan en su Facebook.
JUVENTUD
“En 1984 yo era puro, todavía soñaba.”
(recuerdos de los Juegos Olímpicos. Ganó la medalla de oro en 1984 y 1992)
INTELIGENCIA
“Si tuviera que marcar a LeBron lo haría ir hacia su izquierda para que tire y no penetre.”
(cuando surgieron los rumores de su regreso)
RESIGNACIÓN
“En algún momento seré viejo y canoso y ya no podré jugar, pero seguiré amando el básquet.”
(cuando era jugador)
Usain Bolt también la vuelca
Usain Bolt caminó un poco más de los dos pasos que permite el reglamento, pero como no hubo pitido de los árbitros, la volcó como un campeón. Fue el mejor momento del partido de celebridades que ganó el Oeste al Este por 58-53, en el comienzo del Juego de las Estrellas, en Houston. “Me considero más un jugador de fútbol que de básquetbol, cuando deje de correr seguramente intentaré probar suerte con el fútbol”, dijo el atleta jamaiquino. Los de segundo año les ganaron a los novatos por 163-135 con 40 puntos de Kenneth Faried, de Denver. Ayer eran los torneos de volcadas, triples, tiros y habilidades, y hoy, desde las 22, por Space, será el partido de las estrellas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.