Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Mercado Libre deberá indemnizar a dos hermanos que compraron tickets robados

0

El máximo tribunal del país dejó firme la condena que estableció que Mercado Libre tendrá que pagar alrededor de 40 mil pesos a dos hermanos que adquirieron entradas para un recital y al llegar al ingreso al recital fueron detenidos porque las entradas habían sido denunciadas como robadas.

Los hechos sucedieron en junio de 2006, cuando los hermanos Patricio y Enrique Claps compraron en ese sitio de venta online las localidades para ver el show de Gustavo Cerati programado para tres días más tarde en el estadio de Obras Sanitarias.

Al llegar a la entrada, presentaron sus entradas como todo el mundo, pero al verlas, la seguridad los llevó a la comisaría ya que, según aseguró la policía, las entradas figuraban como robadas. La denuncia la había hecho la organización del evento. Los hermanos fueron demorados junto con otras personas que habían tenido la misma mala suerte de comprar las entradas a un grupo que, evidentemente, tenía un negocio montado sobre este acto ilícito. Las entradas que formaban parte de una cantidad sospechada por parte de la productora del espectáculo fueron la principal prueba por una causa penal por sustracción que finalmente no prosperó y se dictó su falta de mérito.

Los damnificados iniciaron entonces acciones judiciales contra la empresa Mercado Libre y contra el vendedor por los daños y perjuicios que les causó el hecho. En primera instancia, el juez que intervino rechazó la demanda y falló exculpando a Mercado Libre, al aplicar el argumento más frecuente en estos casos: el sitio sólo actúa como prestador de servicios y la enorme cantidad de usuarios que ofertan en sus páginas hace imposible el control. No obstante, la justicia condenó en esta ocasión al vendedor de las entradas robadas, Hernán Paglia.

Pero los hermanos Claps no quedaron conformes y apelaron la medida, ya que consideraban que la empresa tenía que responsabilizarse por la calidad del servicio que ofrecía. La causa llegó entonces a la Cámara Civil, cuya Sala K condenó a ambos (a Mercado Libre y al vendedor) a que indemnicen a los hermanos con más de 40 mil pesos.

Según la sentencia, desde «el mismo momento en que, creando una apariencia, logra atraer para sí la confianza de sus clientes», Mercado Libre es responsable porque cobra «un cargo por publicación y un cargo por venta». Este aspecto, el del lucro, es el mismo criterio que aplicó hasta el momento para detener la actuación de Cuevana y de Taringa, otras dos páginas que ponen en crisis la cuestión de la intermediación en Internet y cuyas causas siguen su curso.

Los ministros Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi y Juan Carlos Maqueda rechazaron por «inadmisible» un recurso de queja de la empresa y quedó firme así la sentencia dictada por la Cámara Civil.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.