Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Motines en varias cárceles por el coronavirus: hay 3 muertos en Santa Fe

0

Inexplicablemente los presos del pabellón 2 de la Unidad N°54 de Florencio Varela se abrigaron como si fuese pleno invierno para rebelarse en tensión por la enfermedad mortal en el aire, se cubrieron con mantas y gritaron a cara tapada, máscaras improvisadas con trapos y remeras. Los abrigos no son por el frío, para nada. “Por los tiros amigo, por las balas de goma”, dice Juan a Infobae, a cara tapada, encerrado hace dos años en el pabellón 2, condenado a casi diez de prisión

Del otro lado estaban sus carceleros del Servicio Penitenciario Bonarense. “¿Vos sabés lo que es estar un día en cana?”, gritó uno, encerrado. Hay nervios. El cierre es total. Un preso filma, otro difunde. Los videos del griterío y la agitación llegan a los celulares de otros presos en el complejo de cárceles de Florencio Varela, saltaron el muro con celulares clandestinos. En pocas horas, a cientos de teléfonos en el resto del país.

Por el coronavirus, nadie entra. La pandemia obligó al sistema de cárceles de la provincia de Buenos Aires regido por el Servicio Penitenciario Bonarense y el Ministerio de Justicia de Julio Alak a medidas extraordinarias de higiene y control, el Ministerio comunicó en las últimas semanas que casi la totalidad de los 45 mil presos en su sistema sobrepoblado aceptaron renunciar a que sus familias los visiten en medio del anuncio de compras masivas de barbijos y jabón. En el penal de Bahía Blanca, tres jóvenes detenidos improvisaron un rap en video para concientizar a los otros detenidos sobre los cuidados necesarios para no esparcir la pandemia.

Una reyerta entre internos en la cárcel de Coronda y un amotinamiento en un sector del penal de Las Flores -ambos de la provincia de Santa Fe- finalizó con tres presos muertos. La noticia fue confirmada esta mañana por secretario de Asuntos Penales de Santa Fe, Walter Gálvez.

Los motines se produjeron durante la tarde de ayer y se iniciaron “de manera simultánea”, según indicó el funcionario provincial. Los internos reclamaban mayores medidas de prevención por el coronavirus y situaciones de hacinamiento.

“Lo llamativo es que se dieron en el mismo momento. Creemos que hay un poco de todo en las motivaciones”, consideró Gálvez. “En Coronda hubo unos 300 amotinados y se pudo regularizar rápidamente. Lo que lamentamos enormemente es que se destruyeron los talleres de sastrería donde se estaban fabricaban los barbijos, las cofias y todo lo necesario para esta emergencia».

El conflicto en la cárcel de Las Flores fue más duro y se extendió hasta altas horas de la madrugada del martes. La unidad penitenciaria había quedado prácticamente fuera de control, según el gobierno local.

“Ahora está tranquilo. Estamos tratando de regularizar la cárcel, se retomó la conducción del penal a las 3 y media de la mañana, ahí tuvimos dos fallecidos. Habíamos perdido el control de cinco a seis pabellones, con cerca de 700 amotinados. Ahora estamos haciendo el recuento”, consideró el secretario de Asuntos Penales. “En este momento hay una tensa calma”, sostuvo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.