Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Nueve de cada diez presos no vuelven a cometer delitos.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El fallido intento del grupo Clarín de mostrar acciones tendientes a la reinserción de presos como si fueran salidas no autorizadas a actos políticos generó un debate sobre el rol de las cárceles y la influencia de las tareas de resocialización en los índices de reincidencia. Al indagar sobre los números de Entre Ríos, surge que actualmente vuelve a cometer delitos solamente el 10% de los condenados. A nivel nacional, el índice se duplica y trepa al 22,5%.
En lo que va de 2012 fueron condenados 172 internos, de los cuales solamente 11 fueron declarados reincidentes por la justicia. “Además, puede haber casos de detenidos que no tienen condena firme, pero la variación en los índices no es significativa”, indicó a EL DIARIO Horacio Pascual, director general del Servicio Penitenciario, estadísticas en mano, cruzadas con los datos que manejan los juzgados de ejecución de penas.
En años anteriores, el índice en la provincia era algo más elevado, pero siempre menor que el nacional: rondaba el 15%. Para Pascual, la diferencia con los números que brindó la semana pasada el ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Julio Alak, que habló de un 22,5% de reincidencia, tiene que ver con varias cuestiones.
Una, que la Nación toma estadísticas del Servicio Penitenciario Federal, donde buena parte de quienes cumplen sus penas han sido condenados por narcotráfico, delito que tiene una alta tasa de reincidencia.
Otra cuestión, según Pascual, es que se invierte en Entre Ríos la proporción de presos sin condena: “En el sistema federal y en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, alrededor del 70% de la población penal no tiene condena firme. Acá es al revés: el 70% está condenado y eso también ayuda a que los internos puedan ir saliendo en libertad, a que sepan a qué atenerse. En suma, a que el sistema funcione”, explicó.
Un tercer factor se vincula con las denuncias mediáticas de los últimos días: el éxito de las acciones de socialización que se realizan en las ocho unidades penales de la provincia. “El gobierno habla ahora de socialización, no de resocialización, ya que la mayoría de los internos no ha estado incluido en la sociedad. No todos, pero en general se trata de personas que no han ido a la escuela, que muchas veces no saben leer y escribir, que no han tenido un trabajo. En suma, que han estado marginados y por eso terminan cometiendo delitos. Por eso se habla de socializar”, graficó Pascual.

ACCIONES. Hay en Entre Ríos 820 personas presas repartidas en las unidades penales de Paraná, Gualeguaychú, Federal, Concordia, Concepción del Uruguay, Victoria y Gualeguay. En todas las cárceles hay programas de alfabetización, posibilidad de cursar estudios primarios y secundarios y en varias también se puede acceder a carreras universitarias.
En la Unidad Penal Número 1 de Paraná, que es la más poblada de la provincia, con 310 internos, funciona una radio, se dictan talleres de pintura y plástica, entre muchos otros, y los internos formaron una banda de música. También hay internos que pintaron cuadros que recibieron menciones especiales en un concurso internacional y otros escribieron obras de teatro que luego dirigieron y protagonizaron ellos mismos, que incluso fueron exhibidas fuera de la cárcel.
Una carpintería en la que se fabrica mobiliario escolar, una panadería, una fábrica de borceguíes que abastece al Servicio Penitenciario y a la Policía y en breve producirá calzado femenino, un taller mecánico y de chapa y pintura, cría de conejos y huertas y una fábrica de tizas que provee al Consejo General de Educación (CGE) son algunos de los dispositivos presentes en Paraná que se repiten en varias de las demás unidades penales.

SALIDAS. Si bien en Entre Ríos no se ha implementado un mecanismo para que los presos asistan a espectáculos culturales o deportivos, se intenta que no pase mucho tiempo sin que haya artistas mostrando su trabajo en los penales. El último show que pudieron disfrutar los internos de la cárcel de Paraná fue el del acordeonista Chango Spasiuk, que llegó a la ciudad la semana pasada para brindar un concierto en el teatro 3 de Febrero y aceptó la invitación para compartir su música con los internos.
Son 120 los internos que tienen salidas sin custodia autorizadas, de acuerdo a los parámetros que establece la ley nacional de ejecución de penas número 24.660, a la que la provincia adhiere.
Son 45 los que acceden a lo que se denomina salidas sociolaborales: previa autorización de un juez, pueden ir a diario a desarrollar algún trabajo en un lugar fijo. “Tiene que contratarlos una persona en particular, que debe ir a la unidad penal a ponerse de acuerdo respecto al sueldo y otras condiciones y a comprometerse a avisar de inmediato si el interno no concurre a trabajar, llega tarde o se va antes”, indicó Pascual.
Hay quienes encuadran en este régimen, pero no consiguen alguien que quiera emplearlos. “Hay reticencia en la sociedad, pero también tenemos a muchos que están trabajando en la construcción, en tareas de pintura o limpieza e incluso contratados en negocios”, señaló el funcionario.
Otros 75 presos tienen permiso para ir a visitar a sus familias y permanecer en la casa durante un tiempo, que se va extendiendo progresivamente. Aunque es usual conocer a través de la prensa que a veces los presos no regresan, la mayoría vuelve y cumple con el régimen.
La concepción de la cárcel que considera al preso “un muerto civil, una criatura inmunda y temible que debe ser separada y aislada de la sociedad, cuyo destino manifiesto es sufrir lo más posible, como justa retribución por el daño que hizo”, descripta en estas páginas ayer por el diputado nacional Raúl Barrandeguy, no tiene espacio en Entre Ríos y el resultado está a la vista: de cada diez condenados, nueve encuentran un proyecto de vida y no vuelven a delinquir.

Población carcelaria 
Penal Internos
UP 1 Paraná 310
UP 2 Gualeguaychú 125
UP 3 Concordia 150
UP 4 Uruguay 120
UP 5 Victoria 30
UP 6 Paraná 23
UP 7 Gualeguay 80
UP 8 Federal 20
TOTAL 858
Fuente: Servicio Penitenciario

100 internos serán alojados en breve en la Granja Penal Número 9 Colonia El Potrero de Gualeguaychú, que está lista para ser inaugurada en el kilómetro 27 de la ruta 136. Será la primera cárcel de la provincia con posibilidad de que los presos desarrollen actividades agrícolas, ganaderas e industriales.

 

Fuente: EL Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.