Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Padres de chicos con autismo agradecieron por el poco uso de pirotecnia

0

«Queremos agradecer a toda la comunidad por haberse sumado a las campañas de concientización, por ser parte del armado de videos, por participar enviando sus fotos y luego difundiendo incansablemente en las redes sociales. Esto habla de respeto, de empatía y de solidaridad», enfatizaron desde el grupo TGD Padres TEA, respecto al poco uso de pirotecnia registrado durante la nochebuena. E hicieron extensivo el agradecimiento a «las organizaciones, los Bomberos Voluntarios, el Hospital Centenario, los veterinarios y a los ediles salientes, por la gestación y la aprobación de la ordenanza» que prohíbe en el ejido de Gualeguaychú la tenencia, detonación, comercialización, transporte, almacenamiento, fabricación, uso y venta minorista y mayorista.

«Gracias ciudad de Gualeguaychú por este hermoso regalo. Uno de nuestros niños, de 9 años, con temor esperaba las 12, y al no escuchar los estruendos expresó: ‘¡ganamos!’, con sus ojitos llenos de lágrimas. Y la verdad es que ganamos como comunidad, que mira y ve a otros que son distintos, pero no menos, que son distintos pero igual se los acompaña desde cada aspecto, en las familias, en los barrios y en las escuelas», detalló Carina Leonardi, referente del grupo de padres.

«Estamos construyendo juntos espacios accesibles. En nuestro caso no se necesitan rampas, ni sillas, pero se necesitan corazones dispuestos a esperar, a hacer silencio, a explicar bromas para que no haya malos entendidos. Sabemos que falta mucho por hacer pero lo de anoche fue maravilloso», enfatizó Leonardi.

En este sentido, desde TGD Padres TEA (las siglas del Trastorno General del Desarrollo y del Trastorno del Espectro Autista) pusieron el acento en el agradecimiento de parte de los más chiquitos y de quienes, aunque son mayores, sufren «muchos fallos de procesamiento sensorial, o sea que perciben muy distinto los sonidos y ruidos del entorno; no es un capricho, realmente llega a doler y aturdir hasta una moto que pasa por la calle».

«Ese mismo dolor se transforma en taquicardia, en agitación, incluso, en muchos casos, llegan a convulsionar. Eso es lo que no sufrieron las personas con TEA esta nochebuena. Tampoco sus familiares el miedo, el estrés y la angustia de pasar por estas situaciones. Todos tuvimos una feliz nochebuena. Gracias infinitas, muchas gracias a toda la comunidad», resumieron desde el grupo de padres a El Día.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.