Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Patronato comenzará a delinear el equipo pensando en Boca Unidos.

0

El cuerpo tecnico conformado por Claudio Marini y Luis Medero introduciría variantes en el conjunto de Paraná de cara al próximo compromiso.

La posibilidad del regreso del marcador lateral Luis Gutiérrez tras sus partidos con la Selección de Bolivia es una chance. El defensor llegaría mañana a Paraná y dependiendo de su repuesta física podría ser de la partida ante Boca Unidos de Corrientes por la 11ª fecha de la Primera B Nacional.

Además, en el mediocampo habrá que reemplazar a Gastón Machín, que si bien no sufrió fractura en la zona costal derecha, el golpe recibido ante el Guerrero le provoca un fuerte dolor y hasta problemas para respirar. Además en esa zona de la cancha Sebastián Vidal, quedó con una dolencia tras el juego del último domingo ante el Verde juninense, aunque estaría a disposición del cuerpo técnico.

Esperan para volver a tener una chance en el equipo Carlos Fondacaro, Ramiro López, Patricios Pérez y Gastón Rossi, todos en perfecto estado físico y en condiciones de jugar. Otro que también podría ocupar una posición en la creación o bien en el ataque es Sergio Blanco, quien hasta aquí ha jugado poco, pero que ha mostrado cosas interesantes. El atacante es uno de los pocos futbolistas Rojinegros que aún no ha tenido chances desde el arranque.

Varias son las alternativas que tienen los entrenadores del Negro para seguir en la búsqueda de la mejor versión. Un equipo que sume y que no deje dudas. El sistema podría cambiar, en caso de que se decida el ingreso de Blanco y el Pato Pérez, este último durante la semana pasada entrenó algunos minutos para el equipo titular, señala El Diario.

De cara al compromiso con el Ribereño Pablo Dóvalo será el encargado de impartir justicia en cancha de Huracán de Corrientes.

 

COMPLETO. Los titulares que enfrentaron a Sarmiento retornaron ayer a los trabajos. Estos se ejercitaron en el gimnasio de aparatos del club y luego hicieron movimientos regenerativos dentro del campo de juego del Grella. El resto del plantel se trasladó a un complejo cerrado de fútbol cinco, donde se realizaron movimientos en espacios reducidos. Hoy, el plantel trabajará desde las 9 en La Capillita.

 

BOCA UNIDOS. Los jugadores profesionales de Boca Unidos tuvieron una práctica bastante distendida, con tareas regenerativas después del 3-2 sobre Atlético Tucumán, el pasado domingo.

En los primeros días de esta semana, la mira ya está centrada en el partido que este domingo, a partir de las 17 -dirige Pablo Dovalo- jugará contra Patronato de Paraná, en uno de los clásicos de la región Litoral de los últimos años. El lunes entrenaron fuerte los suplentes con valores del selectivo y los que estuvieron en el banco en Tucumán y ayer volvieron todos los titulares, con tareas livianas recuperados del viaje desde el “Jardín de la República”.

La mayoría de los jugadores que integraron el plantel ante Atlético Tucumán están en buenas condiciones físicas, salvo Rodrigo Archubi que presenta una ligera molestia detrás de la rodilla izquierda. Por su parte Pablo Bastianini trabaja con el kinesiólogo Gregorio Genes, evolucionando bastante del desgarro en la zona del abdomen, que hace más de un mes lo tiene alejado del equipo y en estos días entrenará normalmente con sus compañeros.

Otro tanto ocurre con Heber Arriola, que se lesionó en el partido con Huracán por la 6ª fecha y también hace un mes que no integra el plantel. En la semana se verá la evolución que muestre y en base a ello podría sumarse a los demás jugadores. Aunque, debido a que hace bastante están parados, sin ritmo de competencia o de las mismas prácticas, el cuerpo técnico es difícil que los tenga en cuenta para recibir al “patrón” entrerriano.

Hoy el entrenador Darío Ortiz volverá a ordenar otra sesión de entrenamiento en el que posiblemente los jugadores cumplan algo de táctico, trabajo en definición y algo de fútbol en espacio reducido. Todo en horario matutino en el complejo que el club posee en el barrio 17 de Agosto, en esta capital.

Seguramente mañana será el día destinado al fútbol, oportunidad en que probaría el posible once ante Patronato, aunque el “indio” Ortiz quedó satisfecho con el rendimiento en Tucumán, por lo que no sería de extrañar que el domingo presente los mismos once.

 

 

GIGANTE HABILITADO. Tal como se esperaba, Rosario Central podrá jugar este domingo como local en el Gigante de Arroyito, estadio que fue rehabilitado luego de la suspensión aplicada por la Justicia luego de los incidentes ocurridos tras la derrota ante Independiente Rivadavia de Mendoza. El poder judicial avaló las nuevas medidas de seguridad y dio luz verde al uso del escenario para enfrentar a Douglas Haig de Pergamino, desde las 17.

“El trámite, en términos de clausura, está terminado. Ahora queda la inspección en manos del juez de turno”, explicó el juez de Instrucción de la 9ª nominación, Javier Beltramone, luego de recorrer las instalaciones.

En diálogo con la prensa aseguró que los requisitos demandados a la dirigencia Auriazul “se cumplieron ampliamente”, ya que se pedía un mínimo de cuatro nuevas cámaras en zona de vestuarios y se instalaron siete. “Es un centro de monitoreo bastante moderno, con un doble objetivo: el de prevenir ilícitos, y si se comete alguno, tenerlo registrado”, señaló el magistrado.

También se refirió a la situación judicial del ex manager del club Gonzalo Belloso y dijo que la carátula, por el presunto ataque a dirigentes mendocinos dos semanas atrás –lo que generó la sanción al Gigante– es por “agresiones leves calificadas”, con calidad de “dolosas por haber sido cometidas en el ámbito de un espectáculo deportivo”.

Beltramone ya había anticipado a medios rosarinos que a más tardar el miércoles de esta semana, iba a recorrer los sectores afectados del estadio centralista y que era inminente el levantamiento de la suspensión preventiva, originalmente dictada por 60 días.

Sin embargo antes de la recorrida, adelantó: “No vamos a dejar que no se juegue el partido si falta una lamparita o una mano de pintura en la pared”. “Si las obras están avanzadas en un alto porcentaje, si lo de mayor importancia funciona y en rasgos generales está todo bien se levantará la clausura”, aseguró el magistrado y remarcó que “no se hará ningún tipo de cuestionamiento de una exigencia tal que no se permita”, concluyó manifestado el letrado.

 

Fuente: Once

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.