Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Pontaquarto confirmó que De la Rúa dio la orden de pagar los sobornos.

0

 

 

 

 

 

 

El ex secretario parlamentario de la Cámara alta, Mario Pontaquarto, rindió las declaraciones indagatorias de la segunda audiencia del juicio oral al ex presidente radical Fernando De la Rúa y otros siete acusados.

Pontaquarto fue el primero de los imputados en ser invitado a declarar ante los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo -del Tribunal Oral Federal 3-, que desde la semana pasada llevan adelante el juicio por el escándalo de los supuestos sobornos pagados en 2000 en la Cámara alta para aprobar una reforma laboral y que salpicó al gobierno de la Alianza.
Pontaquarto confirmó que el ex presidente Fernando De la Rúa le dio la orden de pagar coimas para la aprobación de la ley laboral en 2000 durante una reunión en la Casa Rosada en la que además se encontraban el entonces presidente provisional del Senado, José Genoud y el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, entre otros.
Pontaquarto aseguró que también participaron de ese encuentro los senadores justicialistas Augusto Alasino y Alberto Tell y reseñó que la expresión utilizada por De la Rúa para el pago de los sobornos fue: “Arreglen con (Fernando) Santibañes”, para mencionar al titular de la SIDE y el origen de los fondos.
A través de los movimientos de los teléfonos celulares el juez federal Daniel Rafecas dio por acreditada esa reunión en la Casa de Gobierno en la que se habría dispuesto el pago de las coimas ante la dificultad para que el Senado aprobara la reforma laboral que impulsaba la Alianza.
CÓMO SE LLEGÓ. Pontaquarto fue el asesor parlamentario de la UCR que cuatro años después, en 2004, confesó que el 18 de abril de 2000 retiró los cinco millones de pesos/dólares de la Secretaría de Inteligencia (SI) y los llevó a su casa en General Rodríguez.
Luego de aprobada la reforma laboral, el 26 de abril de 2000, según contó Pontaquarto, se dirigió al piso del senador Emilio Cantarero (PJ), en la avenida Callao 1983 en la Capital Federal, y entregó allí cuatro millones de pesos. El otro millón se habría repartido entre radicales.
Ayer Cantarero no estuvo en el banquillo de los acusados por su delicado estado de salud, pero fue procesado en la causa y –de reponerse- será sometido a un juicio en un futuro.
Ahora, el resto de los involucrados se enfrentan al tribunal oral que llevó adelante la megacausa por el atentado contra la AMIA.
En el banquillo están acusados el ex presidente De la Rúa, su ex secretario de Inteligencia Fernando de Santibañes, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y cuatro ex senadores peronistas: el jujeño Alberto Tell, el entrerriano Augusto Alasino, el rionegrino Remo Costanzo y el formoseño Ricardo Branda.
De la Rúa, Flamarique, De Santibañes y Pontaquarto están acusados de cometer el delito de “cohecho” en su modalidad “activa” -pagar coimas por unos 5 millones de pesos-, mientras por la misma figura penal, pero de forma “pasiva” (recibir los sobornos), fueron imputados los ex senadores.

 

Fuente: El Diario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.