Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Por la evasión de Jorge Goró se imputó a un guardiacárcel.

0

 

 

 

 

 

 

 

 

La causa que investiga cómo se produjo la fuga de la cárcel de Jorge Goró, agregó un nuevo capítulo de intrigas, irregularidades y hasta escándalos. Es porque en las últimas horas el juez de Instrucción Ricardo Bonazolla dispuso imputar por la facilitación de la evasión al guardiacárcel que custodiaba al condenado al momento de escaparse de un instituto médico del centro de Paraná.

Goró, luego de ser recapturado en la casa de su concubina, Marina Álvarez en el barrio Paraná XVI, fue derivado a la Alcaidía de Tribunales. En la tarde del lunes, el condenado por robos calificados se abstuvo de declarar por lo que fue derivado al penal de Paraná, bajo severas recomendaciones del juez Bonazolla al personal del Servicio Penitenciario para que se resguarde la integridad física de Goró.

 

Sorpresiva imputación
Sin embargo, se pudo conocer ayer que el fiscal de la causa, Ignacio Aramberry solicitó al juez que se impute al penitenciario Félix Ávalos del delito de Cohecho en favorecimiento de evasión.

Por esta situación se dispuso que para esta jornada se disponga la indagatoria del hombre de 46 años quien deberá asistir con un abogado defensor.

Para el fiscal, tomando en cuenta los testimonios de Marina Álvarez y Andrea Emeri -que quedaron envueltas con la fuga- más los dichos periodísticos de Goró, hay coincidencia en marcar que el penitenciario pudo haber facilitado la fuga por dinero. Además, a la primera mujer se le secuestró una carpeta con anotaciones donde se deja entrever claramente esta posibilidad.

Aramberry también tomó en cuenta los dichos de médicos y pacientes del instituto médico de calle La Paz, que indicaron que les llamó la atención la pasividad con que tomó el penitenciario la fuga. Se hizo saber que puso mucho resguardo y cuidado para que Goró -que estaba con muletas-se escapara sin ningún tipo de dificultad.

Además, en la imputación, destacó que fue más que evidente la falta de atención a la hora de contar y no tomar mínimas medidas de seguridad. En esa línea, se cuestionó que un hombre fogueado en traslados, un profesional de una fuerza de seguridad, haya sido tan fácilmente reducido.

Por esta situación, el penitenciario será pasado a tareas pasivas hasta tanto se aclare su situación procesal, como también el sumario interno administrativo habilitado en el organismo.

 

Fuente: Uno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.