Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Por unos kilitos no logró fugarse de la cárcel.

0

Un preso de la cárcel de Ceres del municipio de Goiana, en el estado de Brasil de Pernambuco, quedó atascado en el boquete que había realizado para escaparse.

El hombre, junto a un compañero que sí logró fugarse, hizo un agujero en una de las paredes, pero calculó mal las dimensiones por lo que su huida quedó empañada de chistes, cargadas y fotos.

Cuando el interno quedó con la mitad del cuerpo atorado, empezó a gritar y alertó a las autoridades del penal. Con la ayuda de los bomberos, que utilizaron un martillo para demoler parte de la construcción, el detenido pudo regresar a su celdadonde fue atendido por paramédicos.

Fuente: www.acceso365.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.