Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Se recuerda la estadía de José Hernández en Paraná a través de una muestra en el Martiniano Leguizamón

0

Una manera especial de recordar a José Hernández y su estadía en la ciudad de Paraná. Es través de objetos, colección del Museo ,donde se destaca el mortero que fuera propiedad de José Hernández y una colección de estampillas conmemorativas, fotos, historia detallada de su labor periodística, comercial, institucional y familiar, vivenciamos cada paso, cada palabra, y el mayor legado cultural , su obra literaria. Se puede visitar la muestra y disfrutar también de una visita guiada que va explicando la misma y ampliando toda la información que en la misma se consigna.

La muestra puede ser visitada en el horario del museo, de martes a viernes de 8 a 13 y de 15 a 20, sábados domingos y feriados de 9 a 12 y los sábados por la tarde 17 a 20, pudiendo disfrutar de una visita guiada a fin de ampliar cada aspecto de la vida de José Hernández.

Es el reconocimiento a la identidad argentina, a través de uno de los personajes más representativos del ser nacional, quien puso todo su empeño en defender a sus paisanos de las injusticias que se cometieron entre ellos.

Un 10 de noviembre de 1834 nacía don José Hernández, autor del Martín Fierro obra literaria más representativa del pasado gauchesco argentino.
En él se recuerdan costumbres, leyendas, producciones artísticas, modos de trabajo y de ocio que nos legaran los gauchos y los habitantes de nuestra tierra.
Valorar y conocer nuestras tradiciones es una manera de identificarnos como argentinos.

El conjunto de tradiciones de un pueblo está integrado por festividades religiosas, ritos indígenas relacionados con las leyes de la naturaleza, cánticos, bailes, vestimentas, juegos, música, comidas. Una generación no transmite a la siguiente las cosas naturales, sino únicamente cosas culturales como las ideas, costumbres, usos, útiles, etc.

Un verdadero pueblo es aquel que respeta y ama a sus tradiciones. Ellas nos identifican y nos hacen únicos en el mundo. Son un tesoro que debemos aceptar, cuidar, defender.

Esta es también una manera nos comprometemos a transmitir y reafirmar nuestras raíces para nuestros herederos ya que las tradiciones se manifiestan en el modo de vivir, en el arte y se conservan a través del tiempo.

YO HE CONOCIDO ESA TIERRA
EN QUE EL PAISANO VIVIA
Y SU RANCHITO TENIA
Y SUS HIJOS Y MUJER….
ERA UNA DELICIA VER
COMO PASABA SUS DIAS
ENTONCES…..CUANDO EL LUCERO
BRILLABA EN EL CIELO SANTO,
Y LOS GALLOS CON SU CANTO
NOS DECIAN QUE EL DIA LLEGABA,
A LA COCINA RUMBIABA
EL GAUCHO…… QUE ERA UN ENCANTO.
Y SENTAO JUNTO AL FOGON
A ESPERAR QUE VENGA EL DIA,
AL CIMARRON LE PRENDIA
HASTA PONERSE RECHONCHO,
MIENTRAS SU CHINA DORMIA
TAPADITA CON SU PONCHO.
Y APENAS LA MADRUGADA
EMPEZABA A COLORIAR,
LOS PAJAROS A CANTAR
Y LAS GALLINAS A APIARSE,
ERA UNA COSA DE LARGARSE
CADA CUAL A TRABAJAR.-

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.