Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Se termina con el humo del volcadero en Paraná

0

“Hace tres semanas la intendenta de Paraná me dijo que las grandes lluvias habían tornado insostenible la situación de El Volcadero, que la cantidad del humo era algo ya intolerable. Hice lo que tenía que hacer: la salud pública no puede esperar las soluciones estructurales, así dispuse los trabajos de movimiento y enterramiento de la basura que han terminado con el humo en El Volcadero, un hecho histórico. En veinte días nuestro gobierno provincial acabó con un problema de Paraná de 40 años” afirmó el gobernador Sergio Urribarri luego de recibir un informe con las imágenes de los trabajos realizados.

brosa“Es increíble que detrás de esos portones y ese muro ahora pueda verse el río cuando hasta hace 20 días se veía eran montañas de basura en descomposición y lo mismo en todo el predio” dijo satisfecho el gobernador. “Los muchachos de prensa me contaron que cuando entraron allí hace 20 días no se veía a tres metros por el humo y por las moscas”, relató.

Hoy el predio luce un aplanado y compactado con tierra en lo que eran las playas de descarga. con un camino mejorado que rodea parte de las ocho hectáreas del predio y permite ahora un volcado en un orden determinado el que facilita que transcurrido cierto lapso esa basura pueda ser tapada con tierra con lo que se desactiva gran parte la posibilidad de autocombustión, es decir el origen de las emanaciones tóxicas.

A pesar de ello el mandatario aclaró que “somos conscientes de que no estamos solucionando estructuralmente el problema ya que estamos de acuerdo con que ese no debe ser el lugar de disposición final de la basura, que a la basura hay que separarla y que la situación social de toda la gente que vive en ese entorno hay que encontrarle una solución sustentable y digna”.

El Volcadero es el resultado de la falta de planificación urbana a lo largo del tiempo. Un problema que superó a todas las gestiones de todos los partidos que han gobernado la ciudad y que con el paso del tiempo adquirió una escala casi inmanejable para las administraciones municipales sin ninguna posibilidad de solución de fondo si no se cuenta con la ayuda del gobierno provincial y nacional.

Con el tiempo el lugar -lisa y llanamente un gigantesco basural a cielo abierto sin ningún tipo de organización- se convirtió también el principal problema de salud pública de la ciudad por las emanaciones de humo tóxico que, viento mediante, suelen cubrir gran parte de la ciudad.

“Hoy podemos decir que la circunstancia más peligrosa de El Volcadero, las emanaciones tóxicas, prácticamente han desaparecido y esa es una gran satisfacción”, dijo el gobernador. Y agregó que “ahora vamos a seguir ayudando a encontrar las soluciones más integrales que se necesitan, pero el paso dado es el más importante hasta ahora en el lugar”.

La “obra”

Este Centro de Disposición final a cielo abierto no contaba con ningún tipo de tratamiento y el volcado de la basura se hacía en forma desordenada, generando un gran superficie de exposición de los residuos domiciliarios. El estado de este depósito de basura generaba una concentración importante de moscas, roedores, olores y humos que afectan notablemente toda la ciudad.

Ante la situación, Urribarri abocó a la Dirección de Vialidad a un trabajo de conformación con compactación de la basura que permitió, posteriormente una tapada con tierra de modo tal de disminuir la exposición y por consiguiente disminuir el humo y los olores, lo que efectivamente ocurrió. Esta tapada tiene espesores variables ya debe quedar nivelada y debe prever un desagüe natural hacia la zona de bañados.

Trabajos Realizados en esta primera etapa consistieron en la compactación de la superficie de residuos; cobertura con tierra, preferentemente de tipo calcáreo o colorada que permita un buen sellado y por lo tanto impedir el ingreso de agua a la basura y realización de caminos de accesos y su posterior afirmado con suelos calcáreos, para un normal transito de camiones recolectores, con el objeto de lograr un ordenamiento.

El director de Vialidad, Jorge Rodríguez, precisó que “se ha desarrollado un movimiento de suelo cercano a los 70.000 m3 lo que ha permitido morigerar significativamente el problema ambiental generado en el volcadero. Se puede observar claramente las zonas niveladas y compactadas con el nuevo material cobertor transportado por aproximadamente 2500 viajes de equipos”.

En una segunda etapa, se continuará con el tipo de trabajo en ejecución, pero además se colocarán columnas de venteo (ventilación) y construcción de desagües.

El Volcadero

En las ocho hectáreas que ocupa el predio comprende una barranca con una vista extraordinaria a los aneganizos. El lugar es el sitio donde se deposita la basura cruda que produce la ciudad. Una vez depositada al azar en cualquier lugar al cabo de unas horas comienza a llegar la gente que vive en los alrededores y extrae de esa basura cruda todos los materiales comercializables que luego son vendidos a “los mayoristas” que se ubican en la parte superior de la barranca.

A las 48 horas de volcado el camión, la basura ya es absolutamente inutilizable y se pudre al sol.El punto es que al cabo del tiempo se vuelca una nueva descarga por lo que la gente “trabaja” sobre una masa putrefacta en condiciones infrahumanas.

Al tapar la basura luego del trabajo de cirujeo no sólo se previene la ignición espontánea y el humo sino que se genera un mejoramiento de las condiciones para las personas toda vez que ahora hacen su “trabajo” sólo sobre basura de 48 horas.

Un avance sustancial

La intendenta Blanca Osuna, que acompañó a gobernador Sergio Urribarri y al vicegobernador José Cáceres, a un sobrevuelo por la zona del volcadero para observar las obras, calificó de “estratégico” para la gestión municipal el proyecto que viene trabajando la ciudad con la Secretaría de Ambiente Sustentable que depende de la Jefatura de Gabinete y el gobierno provincial.

“Hay una etapa que se ha hecho y dio lugar a una licitación en curso cuya ofertas se han abierto para la construcción de la planta integral de tratamiento de residuos y del galpón donde funcionará esa planta. Ambas inversiones superan los 7 millones de pesos”, precisó Osuna. La ubicación de esa planta va a ser en uno de los ingresos del actual volcadero que hoy ocupa la unidad municipal 2 que va a ser trasladada.

“Para avanzar en los procedimientos que contribuyan a ordenar la gestión de los residuos en Paraná es imprescindible la organización en el lugar que actualmente está el volcadero. En ese lugar se va a seguir trabajando. Hay que atender la salud de los vecinos y de toda la ciudad, y en estos últimos días hemos dado un avance muy importante en ese sentido”, precisó la intendenta.

“El gobierno provincial realizó un aporte sustancial junto al municipio para ordenar ese espacio y que se pueda trabajar en el mientras tanto se avanza en una etapa superadora. Nuestro compromiso es un gran programa junto al CGE y organizaciones no gubernamentales para llegar a la desclasificación domiciliaria”, señaló Osuna.

“En un futuro podemos pensar en una Parana que pueda compartir un centro de localización final de residuos que no se reciclen junto a otros municipios de la zona. Pero lo fundamental ahora es ganar en dignidad un ambiente sin humo”, finalizó.

Por su parte, el vicegobernador José Cáceres, expresó su satisfacción por la obra y resaltó: “Estamos muy felices de que por la intervención del gobernador lleguen estas obras tan importantes para la ciudad”.

Recordó que un día “estábamos con Blanca en nuestras actividades y al gobernador le nació ese impulso, como es su impronta para gobernar y dijo tenemos que tapar el volcadero y ya dispuso que esto se empezara a realizar rápidamente, de la forma que hay que hacerla”.

El vicegobernador apuntó que luego tendremos que ver “cómo tratamos la disposición final de todos los tipos de residuos, pero hoy resolviendo un enorme inconveniente que tiene la ciudad”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.