Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Segundos afuera

0

Sólo el centro del estadio iluminado. El resto, a oscuras, expectante. Hasta que un combo de música de épica deportiva, locutor grandilocuente y luces puntuales hacen saber que el show pronto comenzará. Encapuchados, en bata

y con los puños listos, los dos protagonistas caminan hacia la pista central del circo. Del otro lado de la TV, miles de seguidores del cuadrilátero siguen cada movimiento y otros tantos sponsors y organizadores verán crecer el número de su calculadora. La imagen no escapa a las peleas que en la madrugada de cada fin de semana se disputan en nuestro país. Pero que una pelea sea en el exterior cambia la ecuación.

Estados Unidos fue escenario de peleas inolvidables para el boxeo argentino: Dempsey-Firpo (1923), Bonavena-Ali (1970), Roldán-Hagler (1984), Monzón-Valdez (1974) fueron sólo algunos de los combates que quedaron para el recuerdo. Sergio “Maravilla” Martínez será el próximo en anotarse en la lista
“Cuando los supere, voy a poder decir que soy el número uno”, dijo hace unos meses el argentino sobre Floyd Mayweather y el boxeador mexicano que espera sea su primer escalón a la gloria. La noche de ese sábado será la que esperó por tantos años, la que soñó en su casa de niño en Avellaneda, de sus primeros entrenamientos en Madrid y su actual casa en California. La que imaginó cuando trabajó de stripper, mientras entrenó para participar de “Bailando por un Sueño” y para la que se levanta cada madrugada para afrontar la larga jornada de entrenamiento. La que le llegó a los 37 años. También será una más de la maquinaria que mueve el show del boxeo.de protagonistas de grandes veladas. El próximo 15 de septiembre el argentino se encontrará en el ring con Julio César Chávez Jr., campeón invicto de los medianos por la CMB.

 

Infonews.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.