Noticias - Toda la Provincia a Toda Hora

Venezuela ya está metida de lleno en la campaña electoral.

0

513e2e38d3143_515x343

El presidente encargado, Nicolás Maduro, fue el primero en oficializar su postulación, pero dado que lo hizo tres horas después de lo anunciado y que luego encabezó un largo acto ante una muchedumbre que rodeó las instalaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE), las otras dos candidaturas terminaron registrándose algunas horas después del plazo límite y sin la presencia de los protagonistas.

“No soy Chávez pero soy su hijo; aquí vengo a entregar el mismo programa de la patria que él mismo entregó hace nueve meses”, dijo Maduro al inscribirse como candidato del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y otras 11 agrupaciones, y entregar el mismo programa de gobierno que presentó Chávez en junio pasado, al oficializar su postulación para los comicios del 7 de octubre, en los que fue reelecto.

Tras el breve acto formal, Maduro encabezó un largo acto en la plaza Caracas, que, igual que la Diego Ibarra -una a cada lado de la sede del CNE- y las calles de la zona, estaban colmadas desde hacía al menos cuatro horas por varias decenas de miles de simpatizantes.

Entre ellos podía distinguirse por un lado a los militantes políticos, sindicales y sociales, los primeros en llegar, ocupar los lugares centrales y los más organizados para manifestarse, y, por otro, a los que acudieron individualmente o en pequeños grupos.

El primer orador de ese acto fue José Vicente Rangel, quien hace unos años regresó al periodismo tras ser ministro y vicepresidente de Chávez y, a los 83 años, integra el Consejo de Estado y es uno de los referentes del oficialismo más respetados.

Además de la réplica inflamada a las declaraciones que hizo anoche el principal candidato opositor, Henrique Capriles Radonski -en lo que coincidió con muchas figuras del oficialismo-, Rangel dio un rotundo aval a la figura de Maduro.

“Maduro, precisamente, ha madurado en la experiencia, ha madurado en el estudio, ha madurado en la capacidad para entender la política; es un privilegiado en ese sentido, y por eso Chávez y el chavismo están seguros de la mano de Maduro”, remarcó.

“Estamos en buenas manos, sólo se necesita que el 14 de abril, fecha emblemática, aplastemos definitivamente con miles y miles de votos a la derecha”, agregó Rangel, y pidió alcanzar los 10 millones de sufragios, objetivo que Chávez había reclamado para las últimas dos elecciones presidenciales.

FL)»Necesitamos aplastar definitivamente con miles y miles de votos a la derecha»(A)Nicolás Maduro(A)(FL)

Más tarde, Maduro volvió a responder -ya lo había hecho anoche- a Capriles, quien criticó que durante la sesión de la Asamblea Nacional en la que aquél juró como presidente interino no se haya realizado un minuto de silencio en homenaje a Chávez.

“Por el comandante Chávez, ni un minuto de silencio, toda una vida de combate, toda una vida de cantos, de batalla, de consignas y victorias; no habrá silencio porque nadie callará al pueblo de Venezuela”, sostuvo Maduro.

También objetó que Capriles haya hablado de “pueblo oficialista” para referirse a los simpatizantes de Chávez. “Quiero decirles a estos hijos de los apellidos de la alcurnia que nuestro apellido es Chávez Frías; no somos oficialistas, somos chavistas, bolivarianos y cristianos”, remarcó el presidente interino.

Ya de lleno en materia electoral, Maduro mencionó la necesidad de “poner pepitos (bien vestidos) todos los hospitales de este país de punta a punta” durante este año y anunció un decidido combate a la inseguridad ciudadana.

“La violencia se tiene que acabar; vamos con todo, la gente tiene derecho a la vida, el pueblo tiene derecho a la paz; quiero convertirme en el presidente que sane a Venezuela de la violencia”, afirmó.

Anunció que la semana próxima se profundizará el plan de desarme en todo el país. “En todos los barrios, en todas las urbanizaciones, calles y avenidas de este pueblo, no puede haber armas para atracar, para matar; eso se tiene que acabar”, recalcó.

Asimismo, Maduro resolvió que el comando de campaña del oficialismo, que hasta ahora se llamaba Carabobo, llevará el nombre de Chávez; seguirá dirigido por el alcalde de Caracas, Jorge Rodriguez, y tendrá como secretaria ejecutiva a Cilia Flores, hasta hoy procuradora general de la República.

Por su lado, y en silencio desde sus polémicas declaraciones de anoche, Capriles cumplió el trámite de inscripción de su candidatura a través de un apoderado, lo mismo que María Bolívar, quien vuelve a aspirar a la Presidencia pese a haber obtenido apenas 7.738 votos (0,04 por ciento) en octubre pasado.

 

Fuente: Telam

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.